Ocio latino Ocio latino

Peruanos piden paz y justicia

Publicado: 2 julio 2009
Una decena de leyes encendieron a la selva peruana. Dos de los decretos más cuestionados, el 1090, conocido como ley de la selva, que modifica la Ley Forestal del año 2000, y el 1064, que establece el régimen jurídico de las tierras agrícolas, fueron el eje de la polémica que degeneró en sangrientos enfrentamientos armados de las fuerzas de seguridad contra centenares de amazónicos. Los decretos eran parte de un grupo de leyes propuestas por el Ejecutivo Peruano para adecuarse a las condiciones del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. Finalmente el Gobierno decidió derogar las polémicas leyes admitiendo, en palabras del presidente, Alan García, que fue un “error” no consultar antes con los pobladores de la Amazonía. Los peruanos en España se manifiestan apoyando a sus paisanos de la selva.

Manifestación de peruanos en Madrid. Foto: Y. Vaccaro
  • Escribe: Yolanda Vaccaro
  • Quedan por investigar las tristes consecuencias de los enfrentamientos. Al cierre de esta edición la cifra oficial de muertos como consecuencia de las protestas era de 33, entre ellos, 24 policías. Pero los nativos aseguran que las cosas son peores. Según organizaciones como Survival International decenas de nativos han fallecido como consecuencia del enfrentamiento. Hay denuncias que hablan de incineración clandestina de cadáveres.
    Asimismo no hay que olvidar que los policías muertos, agentes trabajadores de a pie a quienes les tocó la mala suerte de tener que intervenir, fallecieron atacados por machetes en lo que habría sido una carnicería desatada por enardecidos que aprovecharon la revuelta. También se habla de respuestas con armas de fuego por parte de los manifestantes lo que, para diferentes sectores, significaría que los nativos podrían haber recibido armamento desde otros países.
    ¿Cómo se llegó a semejante situación? Desde hace tres meses unas 5.000 personas de más de 60 tribus peruanas, aglutinadas en la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), se habían estado pronunciando en contra de los decretos de la discordia. Entre las medidas de protesta se bloquearon carreteras y vías fluviales y se obstaculizaron las operaciones petroleras y gasíferas de la región, lo que causó que varias ciudades sufran desabastecimiento de alimentos y cortes de energía.
    El episodio más violento se produjo el primer fin de semana de junio, cuando se produjeron las muertes mencionadas de nativos y policías que intentaban romper los bloqueos en las carreteras y oleoductos que estaban asfixiando a varias ciudades de la selva peruana. Los peores enfrentamientos ocurrieron cerca de la localidad de Bagua Chica, a unos 700 kilómetros al norte de Lima.

    Manifestaciones
    Las informaciones han sido confusas y contradictorias pero está claro que el baño de sangre dio la vuelta al mundo. Como reacción en diversas ciudades del mundo, incluidas Madrid y Barcelona, grupos de peruanos y extranjeros se manifestaron coincidiendo con una marcha nacional en Perú en protesta por los graves acontecimientos.
    En Madrid la “Coordinadora de Solidaridad por la Vida y la Soberanía en la Amazonía Peruana”, formada por unas 50 entidades como el partido Izquierda Unida de España, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, la Asociación Pro Derechos Humanos de España y asociaciones diversas de peruanos, ecuatorianos, colombianos, chilenos, uruguayos y cubanos, convocó a una manifestación frente a la Embajada del Perú. La concentración fue desautorizada por la Delegación del Gobierno pero se pudo negociar con las decenas de policías que estaban apostados en el lugar para evitar problemas, y los agentes dejaron que los concentrados se agrupen y lean un comunicado. Por cierto que los policías llegaron con cinco furgonetas de las que se utilizan para trasladar a detenidos y en las operaciones antidisturbios.
    Unas 200 personas portaron pancartas en las que se leían frases como “La Amazonía no se vende”, “Perú por la paz y la vida”, “Justicia”, “¿Ley de la selva? Así nunca”, “Paz con justicia”, “Progrese Perú con justicia y paz” o “Alan García genocida de la Amazonía”. Manuel Gómez, de Izquierda Unida Española, leyó un comunicado respaldando “que la Conferencia Episcopal y la Defensoría del Pueblo – en Perú- asuman la negociación para el dialogo y la paz”, exigiendo “la investigación por parte de los tribunales internacionales para que se determinen responsabilidades, se procese y se condene al Gobierno Peruano como responsable de este acto de genocidio que ha costado la vida de numerosos nativos y cientos de heridos de bala incluyendo a mujeres, niños y ancianos que fueron sorprendidos por las ráfagas disparados desde los helicópteros” y haciendo un “llamado a la solidaridad internacional para defender la Amazonía, considerando que es patrimonio y pulmón de toda la humanidad a rechazar la privatización y venta de millones de hectáreas del bosque amazónico a grandes empresas transnacionales ya que esto significará dar luz verde a la depredación”.
    En Barcelona cerca de 150 personas se concentraron ante las oficinas del Consulado General del Perú. Se encendieron velas y se recordó a las personas fallecidas con un minuto de silencio. Asimismo se leyó también el llamado “Manifiesto de Bagua”, firmado por más de 70 organizaciones exhortando al Gobierno Peruano a derogar los controvertidos decretos que encendieron la llama de las protestas. Derogación que al cierre de esta edición ya había tenido lugar.

    Madre, niño y abuelo se manifiestan
    Belisa Gadea lleva 16 años en España. Forma parte de la ONG Minka. Y no pierde la vinculación con el país que la vio nacer. Al punto de que su pequeño hijo, de siete años, se llama Ollantay.
    Ambos acudieron a la manifestación en Madrid. Ollantay llevaba un sombrero como los que llevan los pobladores amazónicos.
    Belisa nos explicó los motivos de su protesta eso sí, pacífica, como siempre
    deberían efectuarse todas las protestas legítimas: “Es una responsabilidad con nuestro país de origen manifestarnos y hacer frente a las injusticias. Sabemos que la influencia de fuera es fundamental. Cien personas manifestándonos aquí en España suena más que 10.000 en Perú”.
    Sobre la presencia de su pequeño en la cita, indicó: “Es algo que hay que enseñar a los niños, que las poblaciones originarias tienen que ser dueñas de sus tierras, de sus productos y sus recursos, y tienen que poder decidir sobre ellos. Lo que está pasando que es que les están quitando lo poco originario que queda en Perú”.
    Ricardo Gadea, padre de Belisa y abuelo de Ollantay, también estuvo en la manifestación. Señaló: “Estamos en solidaridad con los nativos peruanos. La convocatoria se ha efectuado mediante
    el boca a boca y por Internet, la gente ha venido por su propio interés. El impacto de lo sucedido en Perú es tan fuerte que la gente ha venido profundamente preocupada”.

    Este artículo se ha visitado 2999 veces


    También te puede interesar

    Hay 3 comentarios en este artículo

    Sara comentó el 02.07.2009 a las 22:04

    Les escribo desde Lima. Es una pena que exista tanta falsedad sobre los hechos ocurridos en Bagua (Perú). Es lamentable que la noticia llegue exterior de manera tan distorsionada. Es cierto que los hechos han sido graves, pero que no se exagere. Lo quie dice la ONG Survival International sobre que “decenas de nativos han fallecido como consecuencia del enfrentamiento. Hay denuncias que hablan de incineración clandestina de cadáveres”, esta afirmación es FALSA. Que muestre las pruebas, no lo hará, porque no las tiene. Esas ONG lo unico que estan haciendo es daño al Perú.

    En los últimos años, el peruano común y silvestre a percibido que en su mayoría estas ONGs son en realidad organismos de fachada, que constantemente están involucradas en fraudes (desvió de sus fines fundacionales), corrupción con dinero público (comisión CVR) o como centros de propaganda de ideologías (casas del Alba) o de intereses privados (los seudo ambientalistas). Escondidos sobre el manto de las causas nobles que supuestamente son defendidas por ellas, en realidad estarían metidas en estructuras de corrupción, desvió de dinero de la cooperación extranjera, lavado de dinero, e inclusive de enriquecimiento ilícito de sus dueños.

    Según el investigador Lester Salamon, de la Universidad Johns Hopkins, estas ONGs mueven el equivalente a US$ 1.9 trillones por año, equivalente a 5.1% del PBI de 40 países donde estas ONGs actúan. Y si fuera un país independiente, las ONGs serian la octava mayor economía del planeta (año 2008).
    .

    Gabriel Chenguayen comentó el 25.07.2009 a las 1:59

    COINCIDIO CON EL ANTERIOR COMENTARIO, LAMENTO QUE ESA SRTA VACARO SIGA EJERCIENDO EL PERIODISMO Y ENCIMA DESINFORME. QUE DE UNA LECTURA A LA PÁGINA WEB DE LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO Y VEA QUE “NO HAY DESAPARECIDOS”, LOS QUE SUPUESTAMENTE LO ESTABAN, ESTÁN DETENIDOS POR ASESINOS DE POLICÍAS Y SUS FAMILIAS YA LOS UBICARON.

    ES LAMENTABLE QUE ESA ONG SURVIVAL, SIGUE RECOLECTANDO DINERO CON UNA FALSA MASACRE

    SALUDOS

    YOLANDA VACCARO OCIO LATINO comentó el 17.08.2014 a las 2:14

    […] http://www.ociolatino.com/2009/07/peruanos-piden-paz-y-justicia.html Yolanda Vaccaro: Peruanos en España protestan por sucesos de Bagua […]

    Deja un comentario