Ocio latino Ocio latino

Ecuatorianos: un voto, una esperanza

Publicado: 24 abril 2009
Este domingo tenemos un compromiso con la democracia. Nuestro voto pesa y mucho. De nosotros depende que nuestro país tenga una Asamblea y un Gobierno integrados por gente sensata, honesta y capaz.

Este domingo 26 de abril los ecuatorianos tenemos un enorme reto: elegir bien a los que gobernarán nuestro país los próximos cuatro años. Esta fecha también será histórica para los emigrantes que se han apuntado para participar en las votaciones.

Hay que recalcar que esta cita con la democracia coincide con uno de los momentos más críticos de la economía mundial. Atravesamos una crisis financiera que obligará al próximo gobierno ecuatoriano a tomar medidas importantes. Y estas decisiones deben tomarse con sensatez y responsabilidad, sin beneficiar como siempre se ha hecho, a los oligarcas. Los informes del Fondo Monetario Internacional han advertido que los efectos de la debacle económica afectarán a toda Latinoamérica, pero en particular a Ecuador, México y Venezuela. Y la onda expansiva ha empezada a llegar, puesto que, según los informes, más de 70.000 ecuatorianos ya ha perdido su empleo.

Respecto a los emigrantes, hay diversos temas que los futuros asambleístas deben tomar en serio.

Un Retorno Voluntario con garantías. No es posible que muchos compatriotas que han decidido regresar se encuentren con trabas para desaduanizar sus artefactos debido a la corrupción que impera en las Aduanas.

Sanear los Servicios Consulares. Colocar gente que sea capaz de brindar un servicio óptimo a los emigrantes. Reducir los costos de los servicios y controlar el dinero que ingresa a través de los organismos.

Defender y garantizar los derechos de los emigrantes a través de asesorías jurídicas en los Consulados y seguimiento de los casos en los que los ecuatorianos han sido víctimas.

Firmar convenios con los países con mayor presencia de ecuatorianos para agilizar la homologación de títulos para que los compatriotas puedan ejercer sus profesiones.

Promover el turismo y la cultura a través de la emigración.

Los asambleistas elegidos por los emigrantes tienen la obligación moral de trabajar por nuestros derechos y el derecho de los que nos esperan allá en nuestra Patria.

Recuerden amigos, cada voto cuenta para cambiar el destino de nuestro país castigado por la inacción y desidia de la clase política que ha gobernado siempre.


Este artículo se ha visitado 1666 veces


También te puede interesar

Deja un comentario