Ocio latino Ocio latino

Los top manta bolivianos

Publicado: 6 marzo 2009
Ante la falta de trabajo los bolivianos se lanzan a las calles para hacer lo que mejor saben cuando escasean los centavos: vender. Son manteros singulares ya que sobre su manta, a veces convertida en caja, ofrecen desde empanadas, panes, copias de películas hasta celulares. La cuestión es vender y sobrevivir.

Edgar se coloca en las mañanas a la salida de la boca del Metro Usera con sus empanadas de carne. Por las tardes vende pan recién horneado en el mismo lugar. (Foto: Y. Maldonado)
  • Escribe: Yaqueline Maldonado
  • Julio Soto vende discos piratas a la salida del metro Pararell en Barcelona, muy cerca del Consulado Boliviano. Hace una semana está en Madrid, consiguiendo “mercadería” para continuar con su negocio en la Ciudad Condal. Asegura que la venta de copias piratas es rentable ya que consigue los discos a 0,50 céntimos de euro a través de un amigo. y allá los vende por 3 euros la unidad. “De algo hay que vivir, no hay trabajo ni dónde” dice, resignado, mientras espera la llegada de su amigo proveedor en Plaza Elíptica. Julio llegó hace dos años a Madrid y, por su situación irregular, no pudo conseguir trabajos fijos. Así se hizo “mantero” hace un año. La competencia y los controles de la Policía en la zona le hicieron probar suerte en Barcelona donde, dice, le “ha ido mejor”.
    Ante la falta de trabajo los bolivianos buscan la manera de ganarse unos euros como vendedores
    ambulantes – de comida, empanadas, pan, discos, celulares- en las bocas de metro o donde ven aglomeraciones de inmigrantes ya sea en el consulado, las oficinas del INEM o en la sede de Policía cuando realizan sus trámites.
    En Madrid, las zonas del sur de la ciudad, Usera, Legazpi y Plaza Elíptica, concentran a la mayoría de los inmigrantes bolivianos. Los ambulantes ven en ellos a sus clientes potenciales. El Código Penal español, en su artículo 270, condena a penas de hasta 2 años de cárcel y multas que llegan a los 3.000 euros para quienes venden discos piratas en la calle. Actualmente existen 62 personas en prisión por este motivo y cientos de causas penales abiertas. Sin embargo, estar en el límite de la Ley parece importarles poco frente a su desesperación de conseguir algún ingreso. Después de todo, la necesidad de comer puede más que las barreras de la ley.

    “Allá tengo mi restaurante y aquí vendo empanadas a la salida del metro”
    “Empanaditas de carne, tucumanas a solo un euro” grita a todo pulmón el cochabambino Edgar Nina, de 36 años, a la salida del Metro de Usera. En una caja de cartón tiene las empanadas de carne de pollo envueltas en papel de aluminio y apiladas cuidadosamente. En otra bolsa reposa la “llajua” (salsa picante) y la mayonesa. Sus ojos miran cada minuto a los lados por si aparece “la secreta”, como le llama a la Policía, que hace batidas frecuentes. Las 25 empanadas que lleva por día las termina de vender a la una. A esa hora se va a una panadería del barrio a ayudar a hacer los panes que lleva nuevamente a la boca del metro a ofrecerlos.
    Estas dos actividades permiten que cada fin de mes reúna 700 euros, de los que se ahorra 500. “El cuarto lo paga mi compañera” dice, con desparpajo. Eso sí, no es fácil ser ambulante ya que se debe levantar temprano y pelear los clientes con otros vendedores. “Las empanadas son muy buscadas porque para muchos es su comida del día por 1 euro”, asegura.
    Edgar es un inmigrante curtido. Antes de venir a España trabajó en Argentina. Despachó a su esposa para que “abriera camino en España”. Pero cuando se reunió con ella, al cabo de unos años, ésta ya tenía otra pareja. “España no me ha dado nada, solo mujeres” afirma con malicia mientras suelta una carcajada que deja ver sus dientes forrados de oro.

    “Qué ‘imilla’, se hace la que no conoce las tucumanas”
    Doña Agustina, como le gusta que le llamen, es de Potosí y vive desde hace dos años en Madrid. Confiesa que está acostumbrada a vender empanadas y comida por lo que su actividad es por vocación, no producto de la crisis. Su mayonesa de fabricación casera es famosa en la zona y no desperdicia ni un segundo para vender sus empanadas de pollo y carne sólo a los que tienen cara de latinos, mejor si son bolivianos. A los españoles no les ofrece porque, según ella, “nunca compran”.
    Agustina tampoco tiene papeles y se ha quedado en España porque en Bolivia sus hijos “no le dejan trabajar”. Cuando un posible cliente con “cara de boliviano” pasa de ella, se enoja y vocifera en voz baja: “Se hacen los españoles”.

    “Viajo a traer los celulares”

    Una mochila naranja grande cubre la espalda de Franz, un orureño de 25 años que no hace mucho era un competente albañil. Aunque tiene papeles no ha podido gestionar el cobro del paro por lo que ha buscado un ingreso alterno para sobrevivir. “Hace poco he ido a Bolivia a comprar celulares de segunda mano y los vendo aquí a los compatriotas que no pueden tener uno porque son muy caros” dice mientras manipula un par de ellos. La crisis parece haberle beneficiado porque de vez en cuando compra móviles a bajo costo de alguno de sus amigos que necesitan dinero y luego los revende ganando unos cuantos euros más. “Los sábados esto se convierte en una feria de manteros bolivianos pero en vez de mantas tenemos cajas” afirma, con cierto orgullo.

    Dato
    Las zonas madrileñas de Usera, Legazpi y Plaza Elíptica concentran a la mayoría de los inmigrantes bolivianos por metro cuadrado en España, cerca de 10.000, según datos de la Embajada boliviana.

    Este artículo se ha visitado 4151 veces


    También te puede interesar

    Hay 4 comentarios en este artículo

    Fernando Santos comentó el 18.04.2009 a las 19:44

    Hola a todos me gusto el articulo, y es verdad que los bolivianos tenemos inventiva el momento de ganarnos la vida.
    Solicito la ayuda de ud(s) ya que me siento discriminado e intimidado, porque no me permiten hacer mi trabajo.
    Hace 3 semanas atrás, volvi a ir a hacer tramites a Migracionen la Av. camacho en LP, ya que tengo una pequeña oficina en la zona sur y tengo 2 socias que tienen su of. en Miraflores. Hacemos tramites. El asunto es que al entrar con mi tramite y acercarme a una ventanilla había un teniente alto y blancon apodado el “choco”, “asesorando“ al funcionario, al consultar por el tramite que lleve, este teniente de apellido Botello quiso revisar los documentos, entonces me los levante, el me dijo que no seria atendido. Luego le hizo una seña a una chica que vende forros plásticos para los pasaportes en la puerta de Migración, ella se acerco a otro muchacho que traia unos papelitos blancos, y me señalo, el muchacho al salir me ofreció los servicios de un “abogado” en la planta baja del edif. Mariscal Ayacucho, al entrar a dicha oficina grande fue mi sorpresa al reconocer a un bandido llamado Antonio Quispe, haciéndose pasar por un abogado de apellido Siles, el no me reconoció por que cambie mi apariencia de la época en que el vendia estos forros plásticos en Migración, cuando le solicite que me explicara el tramite, solo se limito a decirme que eran eficientes y que lo harian en corto tiempo, que el hablaría directo con el Tte. Para que me lo gestionara y q directo saltaría a la permanencia final en vez de tener que esperar 3 años, pero que me costaría 1000 $us. Fuera de los valores, y que la mitad de ese dinero era para el Tte. Botello, que debía repartir dentro de migración. Le dije que volveria fingiendo otra voz. A los 3 días volvi a Migración con los documentos completos, pero en cuanto me vio el Tte. Botello vino a reñirme y me dijo que no haba hecho cola, luego me pidió los documentos para revisarlos, como me negué me grito que ya no permitiría que gestores vayamos a hacer tramites, me sali y me fui a ocultar detrás de un kiosko, desde allí le escuche decir: a estos indios hay que enseñarles quien manda. Ya que soy como la mayoría de nuestro pais moreno a mucha honra, me fui a dar una vuelta pensando que se entraría, pero al volver vi que le estaba gritando en la calle a otro señor que no le permitiría hacer mas tramites, que el había anulado los memoriales y que la gente ya no necesitaría de los sevicios ni de abogados menos de gestores, cuando ese señor se fue, el riéndose le dijo a la chica de los plásticos que “… ese era su negocio y que nadie haria nada sino a través de el…” y cuando le dijo de la Directora el dijo “ esa vieja cacatúa no sabe nada y se hace decir doctora”.
    Envie después el tramite con una de mis socias, pero el reconoció el tramite, y le dijo para que escuchara mi socia: “…que auto anda sin gasolina…” y como ella no hizo caso dijo que ese tramite estaba observado, y mi socia tuvo que salirse. Luego enviamos a la otra socia y sucedió algo similar con el agravante que a esta ultima le dijo al salir “esta indígena cree que me va a mamar”. Al dia siguiente volvi para intentar, pero este Tte. Estaba en la entrada, al verme dijo: “a este indio, hijo de p. le voy a sacar su m.” desde ese dia no puedo hacer mis tramites y tengo que valerme de otros. Ayudenme por favor ya que no puedo trabajar asi, ayudenme a denunciarlo, ya que si lo hago yo creo que es capaz de mandarme a su “socio” Antonio que es un maton prontuariado.
    Gracias por su atención a la presente y por fa háganla circular entre sus amistades y familiares para que no caigan en la red de este pillo extorsionador y racista.

    Jose B Veliz E. comentó el 24.04.2009 a las 18:35

    Saluds paisanos bolivianos:
    Primero, agradecer y felicitar a los respnsables de Ocio latino, que a traves de esta web nos permiten contactarnos e infrmar a la comunidad latina diversas inquietudes.
    Segundo, felicitar al autor(es) de la presente nota y a los emprendimientos de las inquietudes de los bolivianos en España.
    Tercero, sumarme a la denuncia hecha en el comentario de la presente.
    Ya que a mi me sucedio algo similar con mi tramite, el que tuve que concluira traves de un abogado, ya que este Subteniente Botelo de Migracion es el que desvia los tramites a este su secuaz Antonio Quispe, quien extorsiona ala gente de acuerdo a su premura, pidiendo sumas que van desde 100 hasta 2000 $us, indicando que el 50% es para el STte., y que saldra en menos de 3 dias, y 15 dias despues no hay nada. Ahra se hace pasar por un Dr. Siles, Espero que los paisanos no se hagan sorprender y que las autoridades hagan su trabajo y encierren a estos estafaadorej. Gracias

    Roxana Ajata comentó el 08.05.2009 a las 5:07

    Hola amigos y visitantes de ociolatino:
    Saludos especiales para mis paisanos bolivianos, saludos y FELICITACIONES a los “emprendedores”, a toda esa gente esforzada.
    Mi admiraciòn y cariño.
    Bueno, tambien lei los articulos anteriores y debo coincidir en easas denuncias, ya que tambien fui a hacer tramites a Migraciòn y me encontre con ese Sub Teniente Botello quien desvia los tramites a la oficina o guarida de ese Antonio quispe, quien se hace pasar por un Dr. Siles, pero no sabe decir nada mas que Yo me comunicare con tal, lo hara rapido, pero son 500 $us. xq la mayor parte es para el Tte. (Subteniente Botello). Cuiedense mis paisas de caer en esa red. Ellos reparten unos papelitos blancos. Abrazos y besos
    Roco

    eduardo daniel comentó el 10.09.2009 a las 22:06

    hola primeramente un saludo a todas esas personas que dejamos nuestras familias para buscar futuros mejores ….en cuestion de esos chorros de mierda lo que asen es ensuciar la credivilidad de las personas que en verdad travajan para sustentar a sus familias pero personas como esos lo que se meresen es estar en la carsel y realizando travajos forsados ..es que da ravia mientras unos trabajamos onestamente otros aprovechen la desesperacion de las demas personas para aprovecharse de la situacion pero lo que mas ravia da es que las autoridades sepan y levanten la cabeza como si no pasara nada..asta pronto por siempre boliviano chuuuu saludos …

    Deja un comentario