Ocio latino Ocio latino

La acogida e integración de migrantes genera bienestar social

Publicado: 17 enero 2018

Las ciudades más interculturales, las que tienen unas políticas más fuertes sobre acogida e integración de migrantes y de fomento de la diversidad, presentan unos índices de bienestar y una satisfacción ciudadana mayores que aquellas con unas políticas interculturales más débiles, según un estudio elaborado por la organización europea Migration Policy Group y basado en los resultados de 26 ciudades, entre ellas, Madrid y Barcelona, de acuerdo con el enfoque de integración intercultural defendido por el Consejo de Europa.

“Las ciudades con políticas interculturales más fuertes tienden significativamente a tener habitantes que piensan que los extranjeros son buenos para la ciudad, que se sienten más satisfechos con los servicios públicos, que confían más en la administración pública, que piensan que encontrar trabajo es más fácil y que se sienten más seguros”, indican los autores del informe.

El estudio también recoge datos de otras ciudades como: Bucarest, Dublín, Ginebra, Hamburgo, Londres, Lewisham, Lisboa, París, Olso, Reykjavik, Rotterdam, Turín, Valetta, Zurich, Amsterdam, Berlín, Bolonia, Burdeos, Cluj, Leipzig, Manchester, Marsella, Nápoles y Rostock.

Además, de los datos se desprende que las políticas interculturales de una ciudad son el factor más determinante para la opinión pública sobre los migrantes, por delante de la edad, el género, la situación del empleo o incluso las políticas nacionales.

Dentro de las políticas interculturales, lo que más importa, según el estudio es la mejor coordinación entre departamentos, la evaluación de los planes de acción, los planes de diversidad para los empleos del sector público y el apoyo a las víctimas de discriminación.

En cuanto a la relación entre las políticas locales y nacionales, el informe muestra que existe un vínculo entre ambas, de forma que las ciudades de países con políticas de integración más inclusivas, tienen un ligero mayor desarrollo en sus políticas interculturales. Si bien, precisa que esto depende de la división de competencias en integración.

Así, se observa una cierta correlación en áreas donde las autoridades locales y nacionales tienen competencias compartidas, como salud, educación y participación política, donde ambas tienden a adoptar similares políticas y pueden participar en cooperación e intercambio a diferentes niveles.

Sin embargo, los autores del estudio concluyen que “no existe ningún vínculo entre las estrategias locales y las políticas nacionales” en áreas donde el gobierno estatal tiene la competencia exclusiva, como reunificación familiar, residencia permanente, acceso a la nacionalidad o acceso a la educación y la atención sanitaria para personas indocumentadas.

Según señala el informe, entre las características que definen a una ciudad inclusiva se encuentran: la lucha contra la discriminación, la diversidad en las escuelas y barrios, la conexión entre personas de distintas culturas, el rechazo a los estereotipos y al odio.

Desde el año 2008, el Consejo de Europa, a través de su programa Ciudades Interculturales, ha apoyado a más de 120 autoridades locales europeas y del mundo para diseñar e implementar políticas y estrategias inclusivas para los migrantes y refugiados de acuerdo con el enfoque de integración cultural que promueve y basándose en la idea de la diversidad como una ventaja. / Europa Press


Este artículo se ha visitado 472 veces


También te puede interesar

Deja un comentario