Ocio latino Ocio latino

Zacarías Ferreira: El bachatero del pueblo

Publicado: 7 octubre 2019

Por Víctor Sánchez Rincones / Ocio Latino /

Donde va despierta pasiones, revienta escenarios, y sus canciones se escuchan una y otra vez en cualquier sitio de su amada República Dominicana. Es un ídolo de masas, aunque para ser realistas, es un artista que debería merecer más de lo que tiene por su talento desbordante y sus canciones que invitan al amor. Por eso es el ‘rey del amargue’, término que se utiliza en su país para identificar a la bachata, ese sentimiento musical que se baila en medio mundo y, que a pesar del auge del reggaeton, sigue vigente hasta el día de hoy.

Todos hablan de Romeo Santos, de sus logros musicales, pero en honor a la verdad, Zacarías Ferreira es indiscutiblemente el bachatero del pueblo; el que más suena en los hogares dominicanos, y el que invita indiscutiblemente a beber ríos de alcohol. Fiesta que se respete tiene que brillar con un tema de Zacarías Ferreira sin discusión porque su voz nasal, su cadencia a la hora de interpretar cada canción lo hacen único, diferente e identificable en cualquier lugar del planeta.

En su última visita a Madrid, Ocio Latino, tuvo el honor de entrevistarlo, a pesar de que horas antes había terminado un show, y su mirada reflejaba cansancio, pero aún así, sacó fuerzas para hablarnos de su vida, logros y sueños.

Nos contó que es un ser que viene de la nada. “Yo nací en medio de la precariedad, pero era feliz porque recibía a diario el afecto de mis seres queridos que me inculcaban día a día el amor por la música”.

Ferreira nació en la fértil región del Cibao, Canca Arriba, Paraje del Municipio de Tamboril, justo en el epicentro musical de la República Dominicana.

Sus padres y tíos, amantes de la música, y aficionados al canto, llenaron el hogar Ferreira de los sonidos encendidos del país: el perico ripiao y la bachata. De ahí se nutrió Zacarías para más tarde incursionar por completo en lo que más le gustaba.

“Mis principios -recordó- no fueron fáciles, pero de mí surgió una fuerza de superación. Yo veía que a mi pueblo llegaban trovadores, bohemios y me dije a mí mismo que quería ser como ellos. Fue como algo que estaba en mi mente, en mi vida desde que nací, y es cuando tomo la decisión de partir a la capital y me inscribo inmediatamente en el conservatorio nacional de música. Pero para poder ganarme la vida ingreso a la orquesta de Ron Brugal. Luego vendría mi fichaje con Discomanía, con quienes grabo mi primer álbum en el año de 1997. Y ahí empieza todo, hasta el día de hoy”.

No obstante fue con el lanzamiento de “El triste” con el que realmente despegó su carrera. Esa bella producción lo catapultó a lo más alto, hasta el punto que le permitió realizar extensas giras de conciertos por casi toda Europa y Estados Unidos.

Zacarías tiene claro que todo lo que tiene se lo debe a su público. “No me creo el cuento de la fama y trato de ser lo más sincero que puedo en la música. Lo que la gente no puede ver en mí es lo que yo no puedo dar. Trato de ofrecer todo arriba de un escenario y cuando voy a grabar al estudio lo hago con la mayor honestidad”.

AGRADECIDO CON ESPAÑA

Zacarías es un agradecido de la vida y más con España, país donde todos sus directos agotan casi siempre la boletería. Al respecto dijo no saber del por qué la gente lo sigue, pero no niega que detrás de sus triunfos está el trabajo, la constancia y la selección de las canciones. “No voy por la vida diciendo que soy el mejor. Eso que lo diga el público que sabe que soy el cantante del pueblo”.

Hace poco el artista recibió Disco de oro por las ventas de su álbum “El amor” del que se desprenden varios éxitos musicales como “El Intruso”, “Ya no te buscaré”, “Diez segundos” y “Asesina”.
Al respecto el bachatero dijo que “este premio es un reconocimiento a mis veinte años de carrera. Todos sabemos las dificultades por la que atraviesa la industria de la música en estos momentos; puedo decir con satisfacción que soy uno de los artistas independientes que más álbumes de bachata vende. No cuento con el apoyo de ninguna multinacional, aunque sí con un equipo que me acompaña. He grabado doce producciones y debo decir sin jactancia que todas han sido exitosas gracias al público, pero es ahora cuando obtengo un disco de oro, a pesar de haber grabado otros proyectos con igual éxito”.

CON ROMEO SANTOS

Zacarías Ferreira y Romeo Santos unieron sus voces en “Me quedo”, una canción que hace parte del álbum “Utopía” del ex Aventura. Para ambos esta colaboración fue una experiencia que marcará sus carreras, ya que la admiración que siente el uno por el otro es mutua.
Acerca de este feat, Ferreira manifestó que fue un “sueño cumplido. Grabar con Romeo fue motivante, porque no hay que dudar que es el número uno de la bachata mundial. El que más llena escenarios y el que marca la diferencia en el género”.
“Para Romeo solo hay palabras de agradecimiento porque pudo compartir su talento con el mío y la verdad nunca lo olvidaré”.
Cinco años han pasado desde que el artista decidió afincarse en territorio estadounidense, y no precisamente por falta de presentaciones en su país donde es un indiscutible ídolo de masas.

“He tenido la suerte de tener una plaza en Estados Unidos en donde he encontrado, además de los dominicanos, hondureños, ecuatorianos, colombianos, mexicanos y salvadoreños, total respaldo. Por ejemplo, en Honduras y Ecuador mi música se escucha más que en República Dominicana. Todo eso comenzó en Estados Unidos. También deseaba un cambio, otras oportunidades, y creo que cada vez que doy un paso es para bien. Y todo eso se lo debo a Dios, a mis seguidores y a todas aquellas personas que han aportado a mi carrera un granito de arena. Sinceramente soy un bendecido de la vida”.


Este artículo se ha visitado 284 veces


También te puede interesar

Deja un comentario