Connect with us

Hi, what are you looking for?

Bolivia

Nostalgia boliviana

en Navidad

en Navidad

“No me gusta la Navidad”Margarita Sapiencia Arroyo de Bustamante, 47 años, dejó su Bolivia natal hace tres años. Es tajante cuando se le pregunta por la Navidad, ya sea en Bolivia o en España: “No me gusta porque es puro negocio, nunca me ha gustado. No hago cena el 24 de diciembre. Acudimos a una iglesia evangélica.
Creo en Dios, no soy ni católica ni evangélica pero hablamos del mismo Dios. Nos congregamos para alabar al señor. Mi familia sabe que no me gusta la Navidad, por mí me voy a dormir como cualquier otro día. Hay que acordarse de Dios no sólo ese día sino todos los días de la vida”. ¿La celebraba
en Bolivia…Responde: “En Bolivia la celebraba por mis hijos.
Pero ellos han terminado entendiendo que no se debe porque por estas fechas reparto un panfleto enseñando lo que significa la Navidad. Lo he sacado por Internet y para que aprendan qué es la Navidad”. En España Margarita tiene familiares: su madre, su hermano, su cuñada, entre otros.
Sin embargo nos cuenta que ellos saben que a ella no le gusta la Navidad. Indica: “No me invitan para Navidad porque saben que no comparto la idea que tienen de Navidad”. Es probable que el hecho de
estar lejos de Bolivia haya influido en Margarita profundizando su particular idea sobre estas fiestas.

“Aquí la Navidad es muy diferente”Patricia Rojas Romero, cruceña de 33 años, vive en España desde hace ocho años. Tiene la suerte de vivir aquí con su madre y sus cinco hermanos. Nos cuenta que, como toda familia boliviana, en su país celebraban la Navidad en familia, cocinando los platos tradicionales de estas fiestas como pavo
relleno, cerdo, pollo al horno, entregando los regalos el 24 de diciembre. En España las cosas han cambiado. Explica: “Aquí es muy diferente, una comidita y a dormir. En España no hay el mismo ambiente. En Bolivia se escuchan los cuetillos o petardos, como los llaman aquí, vamos a bailar, salimos
a la calle. Influye el hecho de que allá la Navidad cae en verano pero aquí hace mucho frío. Aquí comemos, charlamos y a dormir”.

La nostalgia
Jorge Hinojosa Barrientos, cochabambino, lleva un lustro en España. Trabaja de sol a sol para enviar dinero para sus tres hijos, menores de edad, y su esposa, que se quedaron en Bolivia. Tiene claro que cuando haya ahorrado lo suficiente como para poder comprar una casa en Cochabamba regresará a su país. Algo que la crisis está retrasando, precisa.
Mientras llega el ansiado momento de regresar Jorge apenas celebra la Navidad. “Con la familia lejos tengo poco que celebrar. Claro que aquí uno se reúne con compatriotas, amigos que están en situación parecida a la de uno. Vamos a misa de gallo y cenamos en casa de alguno de nosotros,
claro que no es igual. Los dos primeros años no celebré nada, me fui a dormir antes de medianoche. Luego ya haces amigos y enfrentas un poco mejor la nostalgia. Igual Navidad sin familia no es lo mismo. A ahorrar, si se puede, y esperar, aunque aún no puedo hacer un cálculo de la fecha del
retorno porque el tema económico está complicado”

Publicidad
1 comentario

1 comentario

  1. Pingback: Yolanda Vaccaro » YOLANDA VACCARO OCIO LATINO

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

También te puede interesar

Comunidad

Los casos importados de coronavirus detectados en la Comunidad de Madrid desde el 11 de mayo al 26 de julio se elevan a 89, de los cuales 54 proceden de Latinoamérica, según...

Actualidad

Los restaurantes han registrado una actividad del 60% en julio, pero se reducirá al 20% en agosto.

páginas vistas