Ocio latino Ocio latino

Sobresaturación, edificios inadecuados y plagas de chinches, deficiencias detectadas por la Fiscalía en los CIE en 2016

Publicado: 6 septiembre 2017

La Fiscalía General del Estado (FGE) comparte la apreciación del delegado de Extranjería en Barcelona que sostiene que el número de alegaciones de asilo y protección internacional de extranjeros en Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) se está incrementando “año a año” y en 2016 es “realmente chocante”, y cree que pueden estar siendo usadas para “obstaculizar” las expulsiones a sus países de origen.

Así lo recoge el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, en su Memoria Anual que ha presentado este martes 5 de septiembre en el acto de apertura del Año Judicial 2017/2018, que ha tenido lugar en el Palacio de Justicia, presidido por el rey Felipe VI.

En concreto, el fiscal delegado de Barcelona detalla que de los 639 ingresos de extranjeros se han producido un total de 216 alegaciones de asilo y protección internacional, admitiéndose a trámite 27. “Dejando claro que el derecho al asilo y a la protección internacional constituye un derecho básico e irrenunciable en materia de extranjería, las cifras que se acaban de exponer también apuntan a la posible utilización de estas alegaciones como forma de obstaculizar las expulsiones”, apunta.

Por otro lado, la institución dirigida por José Manuel Maza también comparte la observación del fiscal delegado de Extranjería en la ciudad condal, relativa a que “el número de incidentes y conflictos generados por internos, entre internos o de internos con funcionarios aumenta “progresivamente y la gestión de la convivencia en el centro es más problemática”.

“El perfil del interno es cada vez más heterogéneo. En el centro confluyen extranjeros de etnias y culturas dispares y con situaciones jurídicas distintas. Junto a internos procedentes de las costas del Mediterráneo sometidos a procedimientos de devolución y sin antecedentes penales conviven internos con amplio historial delictivo, objeto del artículo 89 del Código Penal o procedentes de centros penitenciarios”, alerta.

Los Fiscales Delegados de Extranjería han detectado varias deficiencias en sus visitas de 2016 a los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), que pasan por déficit de habitabilidad en el equipamiento de las habitaciones de las personas internas, sobresaturación de algunos centros y plagas de chinches, entre otras.

En la actualidad, en España se hallan en funcionamiento los CIE de Algeciras, Barcelona, Las Palmas, Madrid, Murcia, Tenerife y Valencia. Según la memoria, los fiscales delegados de extranjería han realizado 17 visitas a estos centros, de las cuales doce han sido ordinarias y cinco extraordinarias, gracias a las cuales han reportado información sobre el estado de los CIE a la Fiscalía General del Estado.

El Ministerio Fiscal indica que los centros de Barcelona y Murcia fueron cerrados durante varios meses para realizar obras de acondicionamiento y mejora. No obstante, finalizadas dichas obras, el fiscal delegado de Barcelona ha detectado “la necesidad de acondicionar” las dependencias en el servicio sanitario para la permanencia y seguimiento de los internos que no requieran hospitalización pero que deban estar separados del resto; y un déficit de habitabilidad en el equipamiento de las habitaciones de los internos (escasez de mobiliario), y para las actividades de deporte, ocio o recreativas.

PLAGAS DE CHINCHES
Por otro lado, en la memoria se apunta que los centros de Valencia y Tenerife tuvieron que ser cerrados para “combatir sendas plagas de chinches”, mientras que el de Algeciras tuvo que reducir el número de internos hasta 60, al tener que cerrar patios y habitaciones a causa de su “evidente deterioro”.

“Solo se han efectuado obras de mantenimiento general y de reparación de los tejados, insuficientes para remediar las carencias arquitectónicas del centro. En consecuencia, es un edificio inadecuado”, destaca la Fiscalía, al tiempo que señala que se continúa usando el Centro Anexo de la Isla de las Palomas como centro de internamiento, “excepcionalidad dura ya varios años”.

Respecto al CIE de Las Palmas (Barranco Seco), el Ministerio Fiscal considera que tiene que someterse a “una profunda remodelación dada las deficiencias estructurales del edificio”. “Al parecer se están realizando los correspondientes informes por los ingenieros y arquitectos del Estado a fin de comenzar las obras en el año 2017. Por lo demás sigue sin contar con el servicio de asistencia social”, apostilla.

EL CIE DE ALUCHE, SOBRESATURADO
Entre otras deficiencias, la Fiscalía General del Estado destaca que el CIE de Madrid está sobresaturado. A juicio del fiscal delegado, sería necesario construir un nuevo centro, más grande, con instalaciones amplias “adecuadas a las necesidades de los internos, para garantizar adecuadamente sus derechos y bienestar”.

“No obstante, en términos generales, las instalaciones presentan un suficiente estado de conservación y limpieza, si bien se aprecia un deterioro progresivo del Centro derivado del uso y la constante afluencia de personas”, ha advertido el fiscal delegado de Extranjería de Madrid.
En este caso, el Ministerio Fiscal apunta que, aunque el año pasado se hicieron obras y mejoras “importantes, quedan otras por concluir o realizar”, como la ampliación de espacios para la práctica de ejercicio físico y deporte, asientos adecuados en los comedores, instalación de nuevas cámaras de CCTV en determinadas zonas, reparación/instalación del sistema de iluminación en el patio de hombres, modificación del sistema de rejas de las habitaciones y establecimiento de un módulo para condenados.

Asimismo, los fiscales de Barcelona y Murcia alertan de la insuficiencia de los servicios permanentes de intérpretes, mientras que los de Las Palmas y Murcia reclaman un “mayor compromiso” de los respectivos Colegios de Abogados en la prestación del servicio de asistencia letrada.

En materia de altercados producidos el pasado año en los CIE, la memoria indica que en el de Barcelona se produjeron dos intentos de fuga, 69 internos se declararon en huelga de hambre durante un día y se produjeron dos motines de corta duración. Además, en los CIE de Murcia, Madrid y Barcelona se produjeron “graves incidentes que exigen un informe extenso imposible de reseñar en este lugar”./Europa Press


Este artículo se ha visitado 319 veces


También te puede interesar

Deja un comentario