Connect with us

Hi, what are you looking for?

Comunidad

Hemeroteca 2010 | Peruanos en España: Lazos de música en la distancia. Se heredan se hurtan se descubren…

¿Cómo viven los ritmos peruanos los hijos de aquellos que  emigraron a España?
Algunos nacieron acá, otros vinieron de pequeños. Algunos no conocen el Perú. Pero todos sienten algo especial cuando escuchan estos ritmos. 

He aquí tres ejemplos de cómo esos lazos no se pierden, a través de jóvenes que, bien siguiendo el ejemplo de sus padres, o descubriendo su propio camino, ya están dando que hablar en el terreno musical.

Ricardo Flores, orgulloso padre de sus mellizos. / Foto: Nilton López OCIO LATINO

Escribe: Mabel Barreto

Los mellizos Richard y Gary Flores no conocen Perú. Han pasado los 16 años de su vida en España. Cuando hablan, cecean con absoluta naturalidad.

Cuando les preguntan qué sienten por Perú lo primero que dice Richard es: “pues que es la patria de nuestros padres”. Después de un momento, Gary agrega: “Perú, mis raíces”. Y Richard completa lo que sienten contando que, cuando van a bailar con sus amigos, “nadie sabe hacerlo tan bien como nosotros, esalgo que nos sale, y eso que se siente, eso es Perú”.

Los mellizos Flores, de pequeños, junto a Betty Missiego.

Transmisión directa

Ese sentido del ritmo que tienen, y ese apego por ritmos que no son estrictamente suyos, pero que viven como tal, tiene de dónde venir: Rosario y Ricardo Flores, sus padres, peruanos residentes en España, bailaron, desde que llegaron a este país, en grupos como “La Flor de la Canela” o la peña de Betty Missiego.

De todo: huaylas, marinera. Esa alegría también se vivía en casa. Por eso a nadie extrañó que cuando sus hijos crecieron, les “naciera” tocar la guitarra (Gary) y el bajo (Richard). Del coro de la Iglesia pasaron a formar su propio grupo, Libres Pensamientos junto con otros amigos, como María Costumero, compositora y tecladista. Estos amigos conocieron la música peruana de tanto ir a la casa de los Flores. Ahora buscan grabar pronto una maqueta, y, como todo aquél que está empezando, “llegar a triunfar con nuestra música, pop español”. En las giras que harían por el mundo, un punto obligado sería Perú.

Mientras tanto, siguen estudiando y tocando en la iglesia. Allí los vimos hace poco. Interpretaban un popurrí. Gary rasgueaba un charanguito. Su padre los acompañaba, cantando. La familia entera había ido a verlos: El barrio del Pacífico de Madrid conocía en ese momento la música peruana a través de ellos.

Herencia

Hay herencias que pesan. Enrique Iglesias o Cristian Castro, por ejemplo, han proclamado desde el momento en que iniciaron sus carrerasque preferirían que el público no pensase en sus progenitores a la hora de escucharlos. 

Joaquín Missiego, por el contrario, se siente super orgulloso de su madre, la conocida cantante peruana Betty Missiego. Y viceversa. El 1 que nació aquí, se considera 50% peruano y 50% español. Pero a la hora de bailar -además de cantante, también es profesor de bailes latinos se siente 100% latino. Sus canciones (¿recuerdan Cachete con cachete... “) son eso también, fusión y sonido latino.

La vena musical le vino, qué duda cabe, por herencia. Su madre llegó a España hace más de 20 años y creó un estilo propio para difundir la música peruana. Estilo que marcó, no sólo para su propio hijo, sino para todo lo que vendría después, el primer paso de la música peruana en España. Y hoy, cuando, a diferencia de lo que ocurría cuando ella llegó, los colectivos peruano, ecuatoriano y colombiano no tienen el menor problema para escuchar música de sus países, ella sigue siendo una referencia.Y sigue trabajando. Hace poco realizó una exitosa gira por Ecuador .

Sara Van. Memoria y voz con sensibilidad. / Foto: Nilton López OCIO LATINO

 

Descubrir el camino

Que una historia tan limeña como los fantasmas que supuestamente habitan la segunda planta de la casa comercial Matusita (esquina de las avenidas Wilson con España, centro de Lima) aparezca de pronto en una canción que se hace conocida en salas como Suristán, en Madrid, es muy poco común. La cantante, una joven peruana de 23 años, llegó de Perú a la edad de12..

Tenía que ser alguien como ella quien la entonase. Su voz, potente y ronca, habla de experiencias de toda una vida. Pero eran recuerdos de niña.

¿Cómo sale el Perú en la música que compone esta joven? ¿Se escuchaba música en su casa todo el día? ¿La radio? Nada de eso, dice ella.

“Simplemente, son mis recuerdos que afloran”. Y de qué increíble manera: de pronto ella no era consciente de qué era la chicha cuando estaba en Perú. Pero viajaba en colectivo en Lima y escuchaba lo que ponían en la radio, no le quedaba otra. Y de pronto, ahora, un amigo peruano en Madrid le alcanza una cinta de “Chacalón” … ¡y se enamora de la chicha de Chacalón!

 

Es un caso raro de oído sensible. Pero también corazón y voz sensibles. “Es pura emoción. Cuando nosotros llegamos a España no había ni restaurantes ni locutorios como ahora, no había tantos peruanos. Si yo escuchaba algo de música peruana era porque mi padre me enviaba¡ cintas, o mi abuelo piurano, y yo me ponía a llorar como una tonta”.

Y escribía lo que sentía. Y eso se convirtió en canciones. Canciones hechas con retazos y toques musicales de Perú, a los que le fue agregando fado, flamenco, canción francesa, Guns & Roses, Janies Joplin .… sus vivencias de acá.

Y, cosa más rara aún, hoy ha grabado su maqueta y prepara su primer disco de la mano de la producción musical de Pelo Madueño. Tenía que

ser un peruano.

Lucy Huertas, la orgullosa madre, resume su orgullo con una sola expresión: “No toda la gente que viene de Perú puede darse el lujo de que sus chicos hagan música, como yo con la mía, y que encima, se dediquen a componer y saquen de ahí adentro eso, sus raíces”.

 

Mírame bien  /  Autor: Libres Pensamientos

Y mírame bien, las sombras de cristal bajo mis pies

seguro que ya, no pueden ni cortar mi soledad, soledad, soledad

Mírame bien la soledad me envuelve con su llanto y

su mirada es fiel entre mis brazos, mírame bien, la soledad camino

que aguarda y su mirada es el reflejo de mi alma .Y dime que te

irás para siempre, de mi vida.

 

40 soles / Autor: Sara Van

La vieja ruta, del centro a pie / la

Matusita, la sugestión, los jironcitos

de la bebé … allí te me has perdido /

40 soles de noche, bien,

tomando light y tomando té,

al Parque Santo y al Angel, hiel

y al malecón, la tranca …

Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

También te puede interesar

Comunidad

•El nuevo alcalde ha pedido la dimisión del presidente peruano, Pedro Castillo •Ningún candidato del partido de gobierno ha logrado ganar en estas elecciones

Comunidad

Escribe José Luis Salvatierra El Mercado de los Mostenses se ha convertido en un referente multicultural en el centro de Madrid, por la diversidad de su oferta de frutas, verduras y materia...

páginas vistas