Ocio latino Ocio latino

Sacarán la cara por Sudamérica

Publicado: 17 mayo 2010
Cinco selecciones sudamericanas persiguen la ilusión de entrar en la historia de la Copa del Mundo que se avecina. Brasil es el favorito de siempre para alzarse con el título. Argentina deposita sus esperanzas de llegar lejos en su superestrella Lionel Messi. Chile, Paraguay y Uruguay confían en ser protagonistas en la próxima cita de Sudáfrica.

Messi y Kaká con las camisetas de su equipo nacional.
  • Escribe: José Miguel Cabrera
  • Con el peso de la camiseta y el respaldo de una historia hecha de triunfos y máximos galardones, el Scratch llega a la cita de Sudáfrica con la clara ventaja de siempre: un plantel repleto de estrellas del más alto nivel futbolístico. De la mano del técnico Dunga, excampeón del mundo en Estados Unidos 94, Brasil cuenta con una columna vertebral que resulta una garantía de calidad para soñar con el primer lugar del Mundial. Desde el implacable defensor Lucio, pasando por la magia de Kaká en el mediocampo y la cuota goleadora de Luis Fabiano, Brasil deberá enfrentar uno de los grupos más duros del torneo: la incansable Costa de Marfil y el talento de Portugal representan dos escollos de consideración, mientras que Corea del Norte aparece como una incógnita que podría convertirse en la sorpresa de este grupo G.
    Sin embargo, de cumplirse los pronósticos sin mayores alteraciones, Brasil debe clasificar en el primer
    lugar de la serie y su siguiente paso hacia la gran final sólo podría complicarse más de la cuenta si es que se cruza con España en el encuentro clave por los octavos de final. Como manda su historia, el pentacampeón mundial tiene todo para alzarse con un nuevo título. Esta Copa del Mundo será, sin lugar a dudas, un gran reto para una selección brasileña que quiere volver a abrazar la gloria de ser el equipo más poderoso del planeta.

    El privilegio de tener a Messi
    Tal como ocurrió con Diego Armando Maradona en el pasado, todos los ojos del planeta estarán puestos sobre la menuda figura de Lionel Messi, el mejor futbolista del mundo en la actualidad. Por esta poderosa razón, la selección albiceleste tiene argumentos suficientes para soñar con el título de Sudáfrica 2010, un torneo donde deberá verse la cara con los combinados de Nigeria, Corea del Sur y Grecia.
    Argentina es el favorito del grupo B, pero está claro que sus rivales de turno no serán una perita en dulce. Los nigerianos ya le han hecho pelea en Estados Unidos 94, donde coincidentemente los rioplatenses también enfrentaron a Grecia en la primera fase del torneo. Por su parte, Corea del Sur destaca por su velocidad y su gran despliegue físico, una virtud que el equipo de Maradona puede contrarrestar con la calidad técnica de sus jugadores.
    Propios y extraños quieren ver al genial Messi repitiendo en las canchas de Sudáfrica sus recientes hazañas con la camiseta del Barcelona, pero un jugador no hace un equipo y Maradona deberá hilar fino para elegir a los acompañantes de “La Pulga” en la oncena albiceleste. Durante el Mundial, Messi cumplirá recién 23 años, de manera que nos seguirá asombrando con la fantasía de su juego por un largo tiempo, pues le quedan muchas Copas del Mundo por delante. Por lo pronto, con él en el campo Argentina se perfila como uno de los serios candidatos al título.
    Su estrella está en el banco Chile es una de las selecciones que ofreció mejor fútbol en las eliminatorias. Con un plantel sin figuras descollantes, la selección que dirige el experimentado técnico argentino Marcelo Bielsa es un equipo que juega con inteligencia y un esquema táctico muy bien definido de acuerdo al rival de turno. Este Mundial de Sudáfrica significará una revancha para el técnico rosarino, quien no pudo llegar lejos cuando dirigió a Argentina en Corea- Japón 2002. Por lo pronto, el calendario de partidos juega a favor de los chilenos, que deberán enfrentar sus dos primeros encuentros ante Honduras y Suiza, dos rivales relativamente accesibles. El último choque de esta primera etapa será nada menos que ante la selección española, último campeón de Europa, un equipo que llega al Mundial en un momento histórico privilegiado, con una generación de jugadores que atraviesan una etapa de esplendor en su rendimiento futbolístico.
    De conseguir la ansiada clasificación, Chile podría encontrarse con un difícil escollo, pues su rival saldrá del “grupo de la muerte” que conforman Brasil, Costa de Marfil, Portugal y Corea del Norte. De la mano del “Loco” Bielsa, un estratega de lujo que tiene la gran capacidad de explotar al máximo el potencial de sus jugadores, Chile piensa en grande y mantiene la ilusión intacta de ocupar un lugar de privilegio entre los mejores del mundo.

    La garra charrúa
    Uruguay clasificó en el quinto lugar del continente dejando muchas dudas en su rendimiento, pero mira hacia Sudáfrica con mucho optimismo y el espíritu de lucha que lo caracteriza. Su partido de debut se presenta como el más complicado de todos: la selección de Francia es quizá el cuadro más poderoso del grupo B, a pesar de que tuvo que sufrir mucho para llegar a este Mundial. Luego, está la selección mexicana que siempre representa un rival de fuste y el cuadro anfitrión, Sudáfrica. Los locales aparecen como el equipo más débil, pero cuentan con la inmensa ventaja de jugar en casa y con el respaldo de su hinchada.
    Uruguay no la tiene nada fácil, pero cuenta con jugadores del más alto nivel internacional y un entrenador de vasta experiencia en el banquillo como “El Maestro” Washington Tabárez. El capitán Diego Lugano, uno de los referentes del plantel charrúa, dejó un comentario elocuente sobre la realidad de la escuadra celeste en este Mundial: “Clasificar es tan complicado como posible, ya que ninguna de las selecciones a enfrentar es más que Uruguay. Será una serie pareja”.
    Paraguay siempre da pelea El sueño mundialista del cuadro guaraní empieza por superar la fase de octavos de final, la instancia más lejana a la que han podido avanzar a lo largo de su historia en la Copa del Mundo. “No pasar la primera ronda sería un fracaso”, ha sentenciado el técnico argentino Gerardo “Tata” Martino, quien se encargó de clasificar a la selección paraguaya a su cuarto Mundial de manera consecutiva. La gran ausencia en el plantel guaraní será la de Salvador Cabañas, un goleador de excepción que aún lucha por volver a jugar al fútbol tras el violento atentado que sufriera a principios de año. Sin embargo, Paraguay cuenta con varios futbolistas de jerarquía como Paulo Da Silva, Nelson Haedo Valdez y Roque Santa Cruz para afrontar con solidez el certamen mundialista. Los guaraníes tendrán su debut ante la temible Italia, cabeza del grupo F y campeón mundial vigente; mientras que sus otros rivales serán Nueva Zelanda y Eslovaquia, cuyos nombres no tienen mayor repercusión en el ámbito mundial.
    Así, a pesar de la difícil circunstancia del debut ante la escuadra azzurra, Paraguay tiene grandes posibilidades de avanzar a los octavos de final. De conseguir la clasificación, afrontará el desafío de superar sus tres actuaciones revias en la Copa jugando ante Holanda, Dinamarca, Camerún o Japón.


    Este artículo se ha visitado 2877 veces


    También te puede interesar

    Deja un comentario