Ocio latino Ocio latino

Peruanos denuncian supuesta estafa

Publicado: 2 junio 2009
Decenas de personas habrían sido estafadas. La mayoría de ellas son peruanos que tenían la ilusión de venir a trabajar a España. Para ello respondieron a diferentes anuncios publicitarios legales difundidos en diversos medios de una empresa, identificada como MDO –Mano de Obra en España- que ofrecía contactar a los solicitantes con empresas de diversos sectores a cambio de 360 euros. Pasan los meses y nada. El propietario de MDO, José Jesús Pereira Fernández, no responde sus teléfonos.

Cuatro de las doce facturas que han llegado a esta redacción que probarían que José Jesús Pereira Fernández cobró 360 euros a cada persona por buscarle un trabajo en España que nunca se concretó. Los afectados aseguran que no les ha sido devuelto el dinero.
  • Escribe: Yolanda Vaccaro
  • Sin respuesta
    A principios del año pasado MDO se anunció como la empresa a través de la cual latinoamericanos
    desde sus países de origen podían encontrar trabajo de forma legal. Su director aseveró tener oficina principal en Lalín, Pontevedra (Galicia) y sedes en Barcelona y la ciudad peruana de Trujillo. También logró que una empresa propiedad de peruanos en Barcelona ejerciera de recepcionista de solicitudes. Aseguraba tener contacto para esto con empresas diversas en España. Todo parecía legal.
    Uno de los aspectos que más confianza daba, aparte de hacerlo todo de forma pública, era que en el contrato correspondiente se comprometía a devolver lo pagado si en el plazo de seis meses no se concretaba el correspondiente contrato laboral. Y se ofrecía la posibilidad de una prórroga de tres meses siempre y cuando el solicitante lo autorizara. En caso contrario el importe íntegro del dinero sería devuelto. Pero pasaron los meses y, al parecer, no se concretó ningún contrato o, en todo caso, todo indica que decenas de personas no recibieron respuesta. Ocio Latino ha llamado de forma insistente a los teléfonos de Pereira para comprobarlo y para que responda a las múltiples acusaciones que le hacen supuestos deudores suyos. Pero no responde jamás. En el móvil sale continuamente una grabación señalando el típico: “El número al que está llamando está apagado o fuera de cobertura”.
    Tampoco responde a las decenas de afectados que lo llaman para pedirle su dinero. Entre ellos se encuentra Ana María Lescano Dávila de Abrahami, peruana residente en Francia, quien se ha dirigido a Ocio Latino solicitando que este caso se haga público para evitar que otras personas caigan en la trampa. Lescano señala, vía E-mail: “Somos 12 personas peruanas que pagamos los 360 euros por el contrato de trabajo que este señor Jesús José Pereira Fernández nos prometió. En el contrato dice si él no lograba conseguir los contratos el dinero sería devuelto. Esto ya pasó (hace) más de un año, como ustedes lo verán en la factura. Seguimos el procedimiento que él nos dijo con la prórroga de 3 meses más. Le mandé el número de cuenta con la carta del banco, y ahora es devuelta. Dice que esa dirección no existe. En Santo Domingo son 40 personas. Por favor no dejar que este señor siga estafando a más latinoamericanos”.
    Lescano nos ha enviado doce facturas en las que se consigna claramente que cada afectado ingresó 360 euros en una cuenta bancaria de Pereira, quien firma los documentos. También nos ha enviado los respectivos comprobantes bancarios de transferencias e incluso fotocopia escaneada del DNI de Pereira. Desde Lima, Teresa Torres Obando, sobrina segunda de Ana Lescano, nos cuenta que su padre (primo de Lescano) prestó dinero para que el esposo de Teresa, Roger Omar Crespo, se inscriba en el que parecía prometedor programa de empleo. “Pedimos que nos devuelvan el dinero, se lo pedimos a mi tía, Ana Lescano, que es quien se hizo responsable. Ella le mandó el dinero al señor (Pereira). Ahora mi padre le reclama a mi tía, que es su prima”. Teresa convenció de que se apuntara en el plan a su primo Manuel Torres Ceopa. “Mi primo –cuenta- me reclama, me dice que mi tía lo ha estafado, él es familia mía pero no de ella”. Lescano nos ha enviado pruebas de que ha tratado por diferentes medios de que Pereira responda, sin éxito.
    Ahora Teresa espera que su padre y su primo recuperen el dinero. Ya no sueña con que su esposo tenga un trabajo en España; él sigue haciendo taxi en un automóvil alquilado con una jornada enorme y un ingreso exiguo.

    Afectados en Barcelona

    Desde Barcelona habló con Ocio Latino una afectada, Lucía (prefiere mantener su apellido en reserva) que aportó a Pereira 3.600 euros para lograr trabajo para una decena de familiares residentes en Perú.
    Indica: “Parecía legal, metimos diez expedientes y pagamos de nuestro bolsillo. Cuando en seis meses vimos que esos diez expedientes no daban resultado de nada, y son profesionales en Perú en campos como la enfermería, pedimos el reembolso, pero nada”. Ella no se ha planteado realizar una demanda judicial, por el momento: “Quita tiempo y dinero pero somos afectados directos, tenemos documentos que acreditan que hemos pagado”.
    Lucía es propietaria de la empresa que Pereira captó en Barcelona. Al respecto señala: “Nosotros únicamente ejercíamos como empresa de recepción. Cuando vimos que no daba resultado advertimos a los interesados que mejor esperaran a ver qué pasaba con los primeros expedientes. Pero la gente con la desesperación igual hacía la solicitud. Tuvimos contacto con Pereira desde 2007. Cuando pasó un año y vimos que no había resultado nos quitamos de en medio, rompimos. Dijimos que no teníamos nada que ver y recomendábamos que se esperaran. A nosotros también se nos ha estafado”. Añade que sabe “de gente que se ha aprovechado por esto, había gente que cobrara 2.000 y 3.000 euros”.
    Lucía considera que el caso se le fue de las manos a Pereira. Apunta: “Pienso que en el principio este hombre quiso hacer las cosas bien pero es que le pilló la crisis a día de hoy no se consigue trabajo, ni con papeles ni siquiera siendo español. Ahora se siente completamente ahorcado y no da a cara”.

    Legalidad y viabilidad
    Un peruano puede trabajar en España en cualquier sector y provincia, al margen de la situación nacional de empleo, gracias a la especificidad del Convenio Hispano-Peruano de Doble Nacionalidad (artículos 7 y 8). De este beneficio sólo gozan peruanos y chilenos.
    El problema es que no hay un mecanismo que vincule oferta y demanda laboral a ambos lados del Atlántico. Por eso continuamente surgen noticias sobre estafas o presuntas estafas de quienes ofrecen contratos laborales a latinoamericanos.
    Siempre hay quien pica. No está regulado este tipo de negocio como intermediación –todo lo que no está prohibido está permitido- pero sí es ilegal vender contratos de trabajo.
    Almargen de la sanción legal, pagar a cambio de ello conlleva un riesgo enorme de perder tiempo y dinero. Sobre todo en tiempos de crisis, cuando escasea el trabajo.

    Este artículo se ha visitado 7272 veces


    También te puede interesar

    Hay 2 comentarios en este artículo

    Roland comentó el 03.06.2009 a las 19:53

    Estimados Sres.
    Desearia saber como puedo denunciar a un peruano residente en Toledo, que me ha estafado con 3,000 euros por un contrato de trabajo que me tenía que enviar a Lima Perú, donde actualmente vivo,este Sr. hace mas de un año que no soluciona mi problema,es un delincuente que deberia ser denunciado en España para ser expulsado por ser un mal elemento, que hace daño a muchas personas, por favor a ver si me orientan como debo de hacer la denuncia o el tramite.
    Gracias.

    Yolanda Vaccaro » YOLANDA VACCARO OCIO LATINO comentó el 18.08.2009 a las 9:58

    […] http://www.ociolatino.com/2009/06/peruanos-denuncian-supuesta-estafa.html Yolanda Vaccaro: Peruanos en España denuncian supuesta estafa […]