Ocio latino

Draco Rosa: “En mis épocas de locura y droga quería tatuarme la cara”

Publicado: 4 junio 2016

Por Víctor Sánchez Rincones

Ocio Laitno-. Draco (dragón en latín) no es un personaje común y corriente: su genialidad está más que demostrada. Sus canciones son la muestra viviente de un poeta maldito que vive en un mundo oscuro y a veces difícil de penetrar. En esta entrevista volvimos a descubrir a un músico místico, real y directo a la hora de decir sus verdades. Verdades que muchas veces producen estupor o quizás admiración.

“Hace muchos años estaba más loco que ahora. Aún conservo el diseño del dibujo que quería tatuarme en la cara. Era un diseño feo, con unos bigotes, un poco surrealista. ¿Qué me detuvo? Es un misterio”, recuerda este intérprete que ha inmortalizado verdaderas joyas musicales como ‘Almas diferentes’, ‘Cruzando puertas’, ‘Blanca mujer’ y ‘Tu tren se va’, entre otras, y que luce en sus brazos imágenes de dragones, de corazones, de personajes que en su época de droga lo atrapaban y lo llevaban directamente a un tatuador para que a través del dolor de las agujas pudiera liberarlo de sus demonios.

“Siempre he vivido dentro del amor, el caos, la duda; la confusión es una constante en el camino de cualquier ser humano en este mundo. En el caso mío es mayor. Me produce vacíos extremos y más aún cuando me bajo de un escenario. Es enfrentarme a la realidad de mi habitación y consumirme en el desespero y la intranquilidad”, reconoce este músico que hace poco venció un cáncer, y ahora, limpio de todo, vive feliz en una finca de café en Puerto Rico rodeado de sus hijos, y su esposa, la actriz y directora de cine, Ángela Alvarado.

SU ÉPOCA DE MENUDO

Lo que uno no termina de comprender en este músico es cómo pudo pertenecer al grupo juvenil Menudo. Su aspecto desaliñado y rockero nada tiene que ver con esa banda afeminada de los años 80 que cautivaba a sus fans a través de sus melenas bien cuidadas, sus licras ceñidas al cuerpo y sus pegajosas y tontas canciones.

Draco aclara que perteneció a Menudo porque quería salir de su casa. “Fue una oportunidad de huir del seno familiar. Estaba desesperado y quería hacer mi vida, conocer países, tener mucho sexo y vivir nuevas experiencias. Además no quería estar con mi padre. Las peleas con él eran continuas y Menudo fue una oportunidad para liberarme de esas cadenas. Ahora con mi viejo todo es diferente. El tiempo te cambia. Te das cuenta que has cometido errores tras errores y que ha llegado el momento de enmendarlos. A mi viejo lo amo, lo adoro. Es mi amigo. Atrás quedaron los malos momentos”.

Hay un tema que siempre es recurrente cada vez que uno está con Draco y es el que tiene que ver con su compatriota Ricky Martin. Draco es claro al respecto: “Yo llegué a Ricky por su manager en ese entonces. Él me pidió que le produjera y compusiera unas canciones. Lo hice en ese momento porque tenía que llenar los bolsillos. No lo hice por amor al arte. Lo que ocurrió después todo el mundo lo sabe. Esas melodías: ‘Un pasito pa’ lante’, ‘She bangs’, ‘María’ y ‘Livin la vida loca’, se convirtieron en primeros lugares y, a partir de ahí, los medios y la gente empezaron a enfocarnos”.

A la pregunta de qué pensó cuando Ricky Martin hizo público su orientación sexual, Draco dio a entender que él ya lo sabía. “Nadie tiene que llegar a ti y decirte soy esto o aquello. Uno se da cuenta por los gestos, por las formas en que la gente se mueve. De verdad Ricky es una gran persona y lo felicito por el paso que dio. Sólo espero que la gente lo siga apoyando igual que antes”.

SU NUEVO HABITAT

Draco es propietario de Horizonte, la hacienda que compró en las montañas de Utuado, en Puerto Rico, y donde cultiva café y frutales. En ese lugar surgen sus canciones, que luego son grabadas en el estudio que posee en Los Ángeles, Phantom Vox Studios. En ese lugar ha encontrado la inspiración y “los sonidos más criollos”, típicos de las montañas de Puerto Rico.

Sobre ‘Vida’, Álbum del Año en los Grammy Latinos del 2014, que fue grabado como celebración tras vencer un cáncer que por poco le arrebata la vida, y que contó con emotivas colaboraciones de estrellas como Juan Luis Guerra, Shakira y Ricky Martin, Draco reconoce que es el proyecto más hermoso de su carrera.

“Realicé este disco en un momento de salud complicado. Fue como un despertar. Produje canciones más claras, llenas de una vitalidad armónica que calaron en mí profundamente. Por otra parte, en este proceso de creación, también me sentí con miedo; me encontré solo y perdido. Comencé a aceptar, de repente, que el amor no llega a un final. Mi vida se ha llenado de muchas aventuras. Viví bastante a temprana edad y, a la vez, hoy me doy cuenta de que la vida es muy corta. Y ese fue mi impulso, una duda existencial. ‘Vida’ es un disco de esperanza”.

LA TIERRA SOÑADA

El ex cantante de Menudo asegura que en el proceso de creación, ‘Horizonte’, su tierra soñada, también tuvo que ver. “Esa propiedad fue el sueño de mi esposa y mío. Ahorramos muchos años por hacernos dueños de un terreno que fuera como lo queríamos, en las montañas y al lado de un río para poder sembrar. Es un proyecto de amor, porque siento amor por todos lados y por eso mi música ahora habla tanto de ello”.

A Draco antes de finalizar el diálogo le pregunto si sigue perdido y él responde que no tiene claro hacia dónde va. “Lo importante es seguir tocando en vivo y que la gente pueda conocer más de mi música. Eso me llena de una satisfacción enorme. Desafortunamente sigo siendo un vagabundo que todavía no encuentra su lugar en este mundo”.


Este artículo se ha visitado 5018 veces


También te puede interesar

Deja un comentario