Ocio latino Ocio latino

Rollling Stones en La Habana: nuevos aires para la música cubana

Publicado: 22 marzo 2016

Ocio Latino.- El concierto que el grupo inglés rockero “The Rolling Stones” dará en La Habana, al que se estima asistirán unas 400 mil personas, se considera tan histórico como la visita que en estos días realiza a la isla el Presidente Barak Obama.

“Ha llegado el Presidente del país que durante tantos años fue considerado y de hecho resultó ser el enemigo en muchos aspectos, no sólo de la política. Y tocará en Cuba uno de los grupos icónicos de ese rock que en los años 60 era considerado una forma de penetración ideológica por los defensores de la pureza cultural socialista en Cuba”, afirmó el escritor cubano Leonardo Padura.

No solo el rock and roll, sino toda la música en idioma inglés fue durante mucho tiempo vetada por los burócratas cubanos.

El resultado, por un lado, fue la afirmación de los ritmos tradicionales que se tocan en la isla desde antes de la revolución, como la rumba y el son cubano. Pero el otro lado de la moneda fue que muchos artistas y muchos jóvenes talentosos que pudieron crecer musicalmente en Cuba emigraron.

Entre los primeros, quienes más destacaron fueron los integrantes del grupo Buenavista Social Club, especialmente el genial Compay Segundo, quien hizo sonar la música cubana en escenarios de todo el mundo hasta su muerte, ocurrida en 2013.

Entre los emigrantes la más conocida fue una cantante de rumba, guaracha, son, bolero y salsa que el mundo conoció como Celia Cruz. Y también está, entre los que salieron muy jóvenes de Cuba, la pareja que desarrolló una megaindustria musical en base a la música latina desde Miami, Emilio y Gloria Estefan.

¿Qué queda hoy de todo esto y qué pasará a partir de la normalización de relaciones con los Estados Unidos y la apertura que hoy vive Cuba?

Los Estefan, quienes como líderes culturales de la sociedad cubana migrante en EE.UU. fueron invitados a dialogar a la Casa Blanca, ya anunciaron que no volverán a Cuba hasta que se dé plena apertura política. Es decir, hasta la salida total de los Castro y la realización de elecciones libres.

Lucrecia, la cantante cubana que emigró a España, se muestra optimista. En el plano artístico, afirma, le parece importante el hecho de que Estados Unidos entre en contacto con Cuba, donde surgió bolero, la rumba, el son y el chachachá. Para ella el impacto “ya se ve en los vuelos diarios y en los músicos cubanos que actúan en Estados Unidos”, dijo entrevistada por El Nuevo Herald.

En la isla se seguirá tocando la música cubana de siempre. El hijo de Compay Segundo, Salvador Repilado, se ha hecho cargo del grupo de su padre, con el que ofrecen conciertos en importantes festivales de Cuba y del mundo. La casa de Compay en el barrio habanero de Miramar es hoy un museo donde se exponen su armónico, discos de oro y premios como el Grammy obtenido por el disco de Buenavista Social Club al mejor trabajo de música latina.

Tal vez quienes mejor expresen la apertura cultural sean los integrantes de las nuevas generaciones: los jóvenes cubanos que ya vivan con Internet, con música en inglés y todos los idiomas en las radios, con más grupos internacionales dando conciertos y en general que gocen de la libertad cultural. Ellos recordarán el 25 de marzo, día del concierto de los Rolling Stones en La Habana, como el punto de partida de esta nueva historia.


Este artículo se ha visitado 655 veces


También te puede interesar

Deja un comentario