Ocio latino Ocio latino

Kevin Flórez, el rey de la champeta urbana, llega a España

Publicado: 25 febrero 2014

Madrid.- Es el ritmo de moda en Colombia. Lo que todo el mundo baila.  No hay sitio, ni fiesta, ni verbena en el que este ritmo pegajoso no haga que los cuerpos pasivos se muevan a través de las voces de su más digno representante, Kevin Flórez, artista emblemático de un género que ha sido rebautizado como champeta urbana (género musical que tiene sus raíces en África)  y que llega a España de la mano de Music Hit Factory, sello comandado por David López Cendros, visionario empresario de la música, quien es considerado como el gurú del género urbano en Europa, y Andrés Alcaraz, director general de la compañía y reconocido autor partícipe de canciones de Il Divo, Sergio Dalma, Malú, Yahir, Edurne, Soraya, Angy…

No en vano, Kevin Flórez, con su tema ‘La invité a bailar’, se ha erigido en un ídolo de masas, ya que en el último año se ha llevado los premios más importantes de la industria musical en Colombia y ha hecho que este exitazo se escuche en países como Argentina, Ecuador y Estados Unidos. Ahora llega a España y quiere adueñarse de todas las pistas de baile.

Flórez, quien creció en un populoso barrio de Cartagena, como el mismo lo dice “escuchando hip hop, reggae y champeta”, aseguró que en sus canciones combina estos ritmos y así nació la ‘champeta urbana’, lo que le dio un nuevo aire a este género.
 
“Se ha metido en todos los estratos, de norte a sur se escucha la champeta” en Colombia, dice al enumerar los logros obtenidos en su carrera.

¿QUÉ ES LA CHAMPETA?
Es un ritmo contemporáneo que nació en el municipio de Palenque de San Basilio y se extendió a las barriadas populares de la ciudad de Cartagena de Indias.
Es una adaptación de ritmos africanos (soukous, highlife, mbquanga y juju) con vibraciones antillanas (rap-raggareggae, compás haitiano, zouk, soca y calipso) e influencias de la música afrocolombiana (bullerengue, mapalé, zambapalo y chalupa).
Esta fusión de ritmos configuró una nueva cultura musical urbana en el contexto caribeño, que se consolidó en las barriadas cartageneras más humildes a mediados de los años ochenta.
En sus inicios la champeta se difundió a través de los enormes y potentes equipos de sonido denominados pick-up (picós) que sonaban en las verbenas o casetas.
Se caracteriza porque la base rítmica prevalece sobre las líneas melódicas y armónicas, convirtiéndola en una expresión musical bailable en la que predominan una fuerza y una plasticidad desbordantes. Los instrumentos empleados en la ejecución de este alegre y contagioso ritmo son la voz, la batería, las guitarras eléctricas, el bajo, las congas y el sintetizador, que añade efectos rítmicos.
Con un lenguaje popular y lleno de inventivas los champeteros cantan sus vivencias. Las letras, sobrepuestas a pistas africanas o con música original, evidencian la actitud contestataria de los sectores afrocartageneros discriminados, que arremeten contra la exclusión social y económica o cuentan sus sueños de cambio y progreso.

Ver vídeo. Champeta urbana.


Este artículo se ha visitado 2329 veces


También te puede interesar

Deja un comentario