Ocio latino Ocio latino

Decepcionante presentación de Daddy Yankee en Madrid

Publicado: 26 junio 2013

Foto publicada en Facebook en el perfil Daddy Yankee.

José Luis Salvatierra / Ocio Latino.- Presentar a Daddy Yankee sobre el escenario para una actuación con música pre grabada, sin músicos que lo acompañen en su concierto, puede ser algo muy habitual para sus promotores, para el artista o para la empresa responsable del evento, Mad Music. Pero que los encargados de prensa y promoción del evento, además, intenten presentarlo como el gran espectáculo del verano resulta irrisorio, y hasta habría que calificarlo de pobre y muy decepcionante para muchos de los espectadores que pagaron hasta 58 euros a la organizadora del concierto, en Madrid, para ver de cerca la actuación de “El Jefe” que, ante tal vacío de músicos en directo, empleó al máximo sus recursos y tiró de su experiencia en un concierto que, a ratos, mostraba un escenario desangelado, especialmente cuando el grupo de baile que lo acompañaba salía de escena o los efectos especiales, en los que suele basar sus actuaciones el artista, cesaban y desnudaban al cantante puertorriqueño hasta el extremo de parecer un vulgar reggaetonero improvisado que se ganaba al público con canciones conocidas.

Daddy Yankee, el multipremiado artista de música urbana, arriesgó demasiado presentando su formato enlatado, casi una norma en la presentación de los cantantes de este género musical, y solo consiguió una muy mala imagen, especialmente si, antes de su actuación, el jovencísimo cantante Prince Royce se presenta en el mismo escenario con una banda completa para que lo acompañe haciendo música en directo.
El público, que promediaba los 25 años, se entregó resignado a disfrutar de las canciones conocidas, bastante había aguantado ya el casi nulo aire acondicionado del Palacio Vista Alegre de Madrid y un desfile de DJ’s provistos de su típico vestuario (cazadoras y gafas de sol ) que no se quitaron a pesar del intenso calor del recinto cerrado.

Tal vez lo mejor de la noche fue la correcta actuación del joven Prince Royce, que en cuatro años de carrera musical ha conseguido popularizar su estilo de bachata fusionada, ligera y muy rosa. Al cantante, de padres dominicanos, todavía le falta aplomo en el escenario, pero muestra muy buenas maneras y tiene un largo camino por recorrer. De momento, el fenómeno fan lo sostiene y la facilidad con la que su música se ha introducido en las discotecas y emisoras latinas hace que el público pueda corear de memoria los éxitos que ha conseguido colocar en distintos ranking musicales, como ‘Mi última carta’, ‘Incondicional’ o El amor que perdí’.

En resumen, un espectáculo muy inconsistente para una recaudación en taquilla (aproximadamente 6 mil personas) demasiado generosa.


Este artículo se ha visitado 2034 veces


También te puede interesar

Hay 1 comentario en este artículo

Coworking Mostoles comentó el 15.07.2013 a las 12:36

No pienso para nada que el concierto haya sido decepcionante, al contrario, fue emocionante ver en vivo y endirecto al mejor cantante de musica urbana.

Deja un comentario