Ocio latino Ocio latino

Trabajo, el regalo que muchos esperan por Navidad

Publicado: 2 diciembre 2011

Las fiestas de fin de año son propicias para encontrar empleo en determinados sectores. Empezando por los centros comerciales, las posibilidades que se abren no son nada desdeñables. El regalo que muchos esperan, un puesto de trabajo, bien podría llegar esta Navidad.

Ocio Latino.-El trabajo de dependiente es el que en mayor medida se oferta con motivo de las fiestas de fin de año. Las grandes superficies demandan el trabajo de miles de personas en sus diversas secciones. En la sección de juguetes se requiere de personas que sepan conectar no solo con los más pequeños sino también con sus padres para poder vender todo tipo de juguetes. Incluso hacen falta especialistas en los cada vez más demandados videojuegos, en este caso para adolescentes.
Por supuesto el trabajo por excelencia en las secciones infantiles es el cada vez más solicitado Papa Noel. El viejecito del Polo Norte cada vez tiene mayor implantación en España, siguiendo la tendencia americana. Los encargados de marketing tienen claro que es mucho mejor realizar difusión de productos para que se vendan y regalen en Navidad y no esperar hasta Reyes. Así, de paso, se puede también realizar una doble transacción, incluyendo ambas fechas. ¿Qué se requiere para ser el Papa Noel ideal de cualquier centro comercial que se precie? Pues básicamente tener mucha paciencia ya que una de sus misiones estelares es la de sentar en su regazo a los niños y que estos se tomen una foto o pidan sus deseos navideños. También es necesaria cierta resistencia al exceso de calor ya que la indumentaria de Papa Noel puede ser muy calurosa en un centro comercial abarrotado de gente y con la calefacción a tope.
Para la Bajada de Reyes, por supuesto, lo más demandado son personas que puedan hacer de Gaspar, Melchor y Baltasar.

Grandes superficies y hostelería
La sección de comida es otra que también genera puestos de trabajo con motivo de las fiestas de fin de año. Gran parte de marcas de comida de todas las especialidades y, sobre todo, de Navidad, buscan personal que pueda realizar degustaciones. Típicas son las degustaciones de turrones, por ejemplo. Naturalmente las bebidas son otro rubro para el que se solicitan trabajadores que puedan realizar degustaciones principalmente en las grandes superficies.
En los centros comerciales y en gran variedad de tiendas, asimismo, se requiere de personal extra que pueda realizar la labor de empaquetado de regalos.
En secciones de librería y discos cada vez se requiere de más trabajadores capaces de aconsejar y atraer clientes recomendando determinado tipo de publicación. Los libros, los discos a pesar de la piratería y la reconversión tecnológica-, los DVD y los videojuegos siguen siendo los regalos preferidos por la mayoría dependiendo de gustos y edades.
Además de las secciones de juguetes, infantil, de comida y de libros y discos las secciones de ropa se encuentran también entre las que más personal necesitan en estas fechas. Saber aconsejar un determinado tipo de ropa para la fiesta de Nochevieja es fundamental principalmente en el mundo de los negocios, donde los “personal shoppers” se están implantado como un lujo extra en épocas de crisis pero que ofrece posibilidades de destacar precsiamente en tiempos difíciles.
Igualmente los restaurantes y salas de fiesta requieren de mayor cantidad de empleados para atender las innumerables comidas y cenas de empresa así como para las fiestas de Nochevieja. Carameros, cocineros, chefs y limpiadores son requeridos de forma especial para estas fechas que, por ello, se conocen como fechas especiales de demanda de trabajadores en el sector servicios y hostelería.

Los requisitos
Si hubiera que definir el requisito número uno para buscar trabajo siempre ese sería el de la flexibilidad. La capacidad de adaptación a las circunstancias y de ser capaces de realizar trabajos para los que a lo mejor uno se siente sobrecualificado es uno de los puntos a favor que permitirán a quien lo posea o sepa cultivarlo no solo encontrar trabajo sino también conservarlo.
Sobre todo en épocas de crisis la capacidad de adaptación es valorada. Y en época de fiestas de fin de año nada como estar dispuesto a poner la mejor sonrisa y trabajar para atraer a una clientela expuesta a una sobre-oferta de prestaciones y productos.
Sortear la crisis es materia de adaptación a las circunstancias. Y las fiestas de Navidad y fin de año pueden poner a prueba nuestro ingenio y capacidad de persuasión frente a los potenciales empleadores demostrando que uno es capaz de atraer clientela y darle el mejor servicio. En este aspecto está demostrado que los latinos cuentan con una gran ventaja y esa es su amabilidad y su buen trato. Elementos que se convierten en claramente diferenciadores a la hora de conseguir trabajo y de mantenerlo.

Cómo mantener el trabajo
Las épocas de Navidades y de verano, por el turismo, son conocidas porque generan trabajo llamado “estacional”, es decir, netamente vinculado al pico de trabajo que implican por la mayor afluencia de compradores y clientes.
Sin embargo un trabajador que sepa abrirse un espacio en la empresa para la que trabaja mediante su flexibilidad, capacidad de adaptación y buena disposición siempre tendrá una puerta abierta para la permanencia. Y en ese campo los latinoamericanos en España cuentan cada vez más con una merecida fama de amabilidad y buen trato. Unas características que no se deben perder a pesar del estrés y la presión de los trabajos.


DATOS

Durante las fiestas de fin de año el desempleo suele bajar hasta un punto y medio de forma puntual ante la contratación temporal principalmente en el sector servicios.

Los latinoamericanos son especialmente valorados en los últimos tiempos en los sectores de la hostelería y venta gracias a su amabilidad y a que responden bien ante la presión y el exceso de trabajo en horas de especial demanda de productos y servicios.
——–


Este artículo se ha visitado 1722 veces


También te puede interesar

Deja un comentario