Ocio latino Ocio latino

En busca del oro continental

Publicado: 9 marzo 2010
Como cada cuatro años, los mejores atletas de Sudamérica competirán en más de treinta deportes diferentes durante los próximos Juegos ODESUR que se llevarán a cabo en la ciudad de Medellín, Colombia, del 19 al 30 de marzo. Serán más de cinco mil atletas de quince países los que estarán presentes en este trascendental evento deportivo.

Un impresionante escenario ha sido construido para los diversos deportes acuáticos durante los próximos Juegos ODESUR. La natación será uno de los deportes más atractivos de los Juegos que entregarán un total de 3,000 medallas.
  • Escribe: José Miguel Cabrera
  • Desde que fue elegida en noviembre del 2006 como sede oficial de los Juegos ODESUR, las autoridades de Medellín se pusieron el overol de trabajo para presentar su ciudad al mundo como un lugar digno de ser escenario de los grandes eventos internacionales. Así, se construyeron flamantes coliseos de baloncesto, voleibol, combate, balonmano y gimnasia; además de un campo de tiro con arco y un nuevo complejo de extraordinaria belleza arquitectónica destinado a los deportes acuáticos.
    Por si fuera poco, un complejo de edificios de 13 torres servirá como Villa Deportiva para albergar a los atletas, jueces, entrenadores y demás miembros de las quince delegaciones visitantes. Tras la culminación de la justa deportiva, la Villa se convertirá en un complejo habitacional (620 departamentos de dos y tres dormitorios) que significará una solución importante al problema de vivienda para centenares de familias de la región. Descontando a Rio de Janeiro cuya infraesuctura ya comenzó a modernizarse para los Juegos Olímpicos del 2016, ninguna otra ciudad del continente contará con las instalaciones deportivas de la capital del departamento de Antioquia, que se asienta sobre los 1,560 metros de altura y está rodeada por la majestuosa cordillera de los Andes.
    Por primera vez en la historia de esta competencia continental, los atletas se hospedarán en su propia villa deportiva y no en hoteles como ha sido la costumbre en las ocho versiones anteriores de los Juegos. Pero esta no es la única singularidad de Medellín 2010, pues las delegaciones tendrán la posibilidad de contar con el transporte público de la ciudad (el Metro y el Metrocable) como movilidad exclusiva para sus deportistas.
    La Organización Deportiva Sudamericana (ODESUR) es una organización sin fines de lucro que fue fundada por los Comités Olímpicos Nacionales el 27 de marzo de 1976, en La Paz, Bolivia. Su organización está regida por el cumplimiento de los principios de la Carta Olímpica y tiene como objetivo la realización de los Juegos Deportivos a nivel sudamericano cada cuatro años. Así, el propósito principal de su labor apunta a elevar el nivel competitivo de los deportistas del continente, razón por la cual promueve entre sus miembros la contratación de técnicos, preparadores, entrenadores y expertos en las diversas ciencias aplicadas al deporte.
    Los países afiliados a ODESUR –cuya primera edición se celebró bajo el nombre de Juegos de la Cruz del Sur en 1978, en la capital boliviana–, son los siguientes: Antillas Holandesas, Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela. En esta novena edición de los Juegos, Medellín 2010 otorgará un total de 3,000 medallas en los 31 deportes que entrarán en competencia: atletismo, baloncesto, balonmano, bádminton, béisbol, boliche, boxeo, canotaje, ciclismo, esgrima, esquí náutico, fútbol, gimnasia, judo, karate, levantamiento de pesas, luchas, natación y patinaje, entre otros.

    Los países andinos
    Los ojos del continente apuntan a lo que pueda suceder sobre la pista de atletismo del estadio “Alfonso Galvis”, donde se llevarán a cabo doce diversas competencias del deporte base. La única limitación es la edad de los competidores, pues sólo podrán participar aquellos que tengan entre 16 y 22 años. Entre los países andinos, la delegación boliviana tendrá como base el equipo que participó en los últimos Juegos Deportivos Bolivarianos realizados en noviembre del año pasado en la ciudad de Sucre. La marchista paceña Claudia Cornejo es una de las cartas fundamentales de la selección del altiplano y aspira a conquistar la medalla de oro en la prueba de 20 kilómetros.
    En otros deportes, Bolivia tiene chance de lograr medallas en tiro deportivo, tenis, ciclismo y atletismo. Cabe recordar que la mejor actuación de este país fue precisamente en la primera edición de los Juegos, cuando fue anfitrión y ocupó el tercer lugar del medallero con 20 preseas de oro, 42 de plata y 44 de bronce. Sin embargo, la peor campaña boliviana sucedió en la última edición, hace cuatro años en Buenos Aires, donde apenas pudo conseguir nueve medallas de bronce.
    Por su parte, el atletismo peruano tiene las esperanzas puestas en la figura de Jorge Mc Farlane, quien tiene grandes posibilidades de conseguir medallas en las pruebas de salto largo y 110 metros con vallas. La delegación peruana estará compuesta por 232 deportistas, entre los cuales también tienen chance de subir al podio ganador Peter López, en tae kwon do, y el karateca Akio Tamashiro. En el año 2002, en la VII edición celebrada en Río de Janeiro, Perú obtuvo 6 preseas doradas, 28 de plata y 30 de bronce, lo que suma un total de 64. Mientras tanto, en la ultima edición de los Juegos, la delegación peruana sumó 8 medallas de oro, 13 de plata y 22 de bronce, dando como resultado un total de 43 preseas, veintiún menos que en la cita de Brasil. Cifras que hablan claramente de una irregularidad en sus logros a nivel deportivo, y una honda diferencia con las potencias sudamericanas como Brasil y Argentina que se disputan siempre el primer lugar del podio.
    Por su parte, el objetivo de la delegación ecuatoriana es mejorar la participación histórica de su país que fue en Cuenca 1998, donde finalizaron en el quinto lugar del medallero con 149 preseas. En Medellín la delegación estará conformada por 273 atletas en 27 deportes, pues no se inscribieron los equipos de balonmano, voleibol, béisbol y softbol. El Ministerio del Deporte ecuatoriano asignó nada menos que 700 mil dólares para la participación en estos Juegos y esperan ocupar un digno lugar en el medallero final.
    El desafío en Medellín 2010 estará dentro y fuera de los 43 escenarios que albergarán las competencias. No solo será un reto para los atletas de élite que buscan empezar el ciclo olímpico sumando méritos que les permitan soñar con las Olimpiadas de Londres; sino también para el país anfitrión, Colombia, que quiere demostrar que está a la altura de los grandes acontecimientos del deporte.


    Este artículo se ha visitado 2589 veces


    También te puede interesar

    Deja un comentario