Ocio latino Ocio latino

Empieza la carrera por la copa

Publicado: 4 febrero 2010
El brasileño Roberto Carlos volvió a su país después de casi quince años de actuar en Europa y, al lado del goleador Ronaldo, quiere llevar al Corinthians a conquistar la primera Copa Libertadores de su historia. Otros serios candidatos al título son el último campeón, Estudiantes, además de los brasileños Internacional y Sao Paulo, que siempre están en la pelea. Los clubes mexicanos San Luis y Chivas tendrán la ventaja de empezar a competir en octavos de final y también sueñan en grande.

  • Escribe: José Manuel Cabrera
  • Tras un largo y formidable paso por el fútbol europeo donde brilló con la camiseta del Real Madrid y se convirtió en un símbolo del club madridista, el lateral Roberto Carlos decidió recorrer el tramo final de su extraordinaria trayectoria deportiva con la camiseta del Corinthians. Los dirigentes del “Timao” supieron convencer al defensor para que dejase el Fenerbahce de Turquía para afrontar un nuevo reto en su prolongada y exitosa carrera. Y es que a pesar de la gran cantidad de trofeos y galardones que obtuvo a lo largo de su dilatada trayectoria en el balompié, el brasileño nunca ha podido conquistar la Copa Libertadores.
    Esta nueva ilusión que tiene por delante en su carrera es compartida con la inmensa hinchada del cuadro de la ciudad de Sao Paulo, pues pese a haber sido el primer campeón del Mundial de Clubes de la FIFA en el año 2000, el Corinthians, el club más popular de Brasil después del Flamengo, jamás ha abrazado la gloria del título de la Libertadores. En el año de su centenario, los hinchas del Corinthians sueñan con poder ver a su equipo en lo más alto del torneo continental de clubes con la ayuda del experimentado defensor, quien jugará nada menos que al lado de Ronaldo, su ex compañero durante aquellos años gloriosos del Real Madrid y de la selección brasileña que conquistó el pentacampeonato mundial en el 2002.
    A Roberto Carlos le ha sido entregada la camiseta número seis y la gran responsabilidad de responder a la enorme expectativa que ha despertado en la hinchada su importante presencia en el equipo. “Espero que esta Libertadores represente lo mismo que significó para la afición del Real Madrid cuando gané la Champions League. Si el Corinthians gana la Libertadores, habrá feriado nacional, será fantástico”, aseguró el lateral izquierdo de 36 años, quien dijo estar convencido de que su nuevo club es un firme candidato a alzarse con el primer lugar del torneo continental.
    Además de Roberto Carlos, el club paulista contará con los refuerzos de los mediocampistas Ralf,
    Tcheco y Danilo, y del delantero Pedro Iarley, un jugador con gran experiencia que fue subcampeón de la Libertadores con Boca Juniors en el 2004 y campeón con la camiseta del Internacional hace cuatro años. Otros candidatos brasileños de peso para pelear el título son el Sao Paulo, cuadro copero por excelencia, y el Internacional, un equipo que en los últimos años ha aquilatado una gran experiencia en este tipo de competencias internacionales desde que se alzara con el título en el 2006. Este año será dirigido por el uruguayo Jorge Fossatti, reciente campeón de la Sudamericana con el LDU ecuatoriano. Por su parte, el popular Flamengo quiere volver a brillar en la Copa con el valioso aporte del “Emperador” Adriano y el talentoso volante Zé Roberto.
    Tal como ocurriera hace dieciocho años, en esta edición estarán ausentes Boca Juniors y River Plate, los dos grandes de Argentina. Así, el último campeón Estudiantes de la Plata deberá sacar la cara por el fútbol rioplatense junto con Vélez Sársfield y el sorprendente Banfield, club que salió campeón de su país por primera vez en su historia, después de 113 años de vida institucional.
    Por su parte, el Nacional uruguayo siempre es candidato para llegar a las instancias finales y tiene como jugador estrella al volante ofensivo Nicolás Lodeiro. Los tricolores tienen como prioridad mantener a su plantel para llegar en la mejor condición para poder definir la Libertadores, pero hay una realidad que puede afectar al “Bolso” así como a varios equipos sudamericanos en este certamen: la venta de sus principales jugadores en las instancias finales del torneo.
    Cabe recordar que la Libertadores tendrá un receso por el Mundial de Sudáfrica, entonces las etapas previstas para las semifinales son las del 28 de julio y 4 de agosto. Eso significa que entre los cuartos de final (12 y 20 de mayo) y la siguiente instancia se abrirá el período de pases en todos los mercados, especialmente en Europa, y ello puede significar la baja de varios futbolistas, entre ellos el uruguayo Lodeiro que está en la mira de varios de los clubes más importantes del viejo continente.
    Por otro lado, los clubes mexicanos San Luis y Chivas de Guadalajara parten con ventaja en esta edición de la Libertadores. Y es que la Conmebol resolvió que clasifiquen automáticamente al torneo en compensación por la forzada eliminación del último certamen, debido a la influenza AH1N1 que aquejó gravemente a México el año pasado. Así, ambos clubes comenzarán su participación en los encuentros de octavos de final a raíz de que se vieron obligados a retirarse del torneo en esas instancias.
    Ahora más que nunca los aficionados mexicanos tienen la esperanza de poder llevarse la Copa a su tierra por primera vez en su historia; más aún teniendo en cuenta que dadas las circunstancias
    serán cinco los equipos aztecas presentes en el certamen. Entre los países andinos, Perú y Bolivia
    quieren dejar de lado la imagen de patito feo de esta competencia y llegar lo más lejos posible en la clasificación.
    Universitario, campeón peruano, se enfrentará al Blooming de Santa Cruz, mientras que Alianza Lima se verá la cara con el Bolívar en la altura de La Paz. Ambos grupos tendrán un rival argentino de por medio: Lanús por el lado de Blooming y Universitario, y el poderoso Estudiantes de la Plata enfrentando a Bolívar y Alianza. Los clubes Real Potosí y Juan Aurich, que vuelve después de 41 años a jugar la Copa, son los otros representantes de Bolivia y Perú, respectivamente. El elenco del Deportivo Quito, bicampeón del fútbol ecuatoriano y dirigido por segundo año consecutivo por el entrenador argentino Rubén Darío Insúa, es el mejor representante del país norteño en esta justa deportiva. El cuadro “chulla” confía en llegar lejos en esta Copa en un grupo donde tendrá en el Inter de Porto Alegre a su más difícil obstáculo. Con las ilusiones renovadas y el ánimo al tope, los clubes más importantes del continente empiezan la carrera por abrazar la gloria máxima de la Libertadores.


    Este artículo se ha visitado 1719 veces


    También te puede interesar

    Deja un comentario