Ocio latino Ocio latino

El alcalde de Vic dice que no negará empadronamiento a indocumentados

Publicado: 12 enero 2010

La polémica que se desató tras conocerse que el ayuntamiento de Vic (Barcelona) negaría el empadronamiento a los extranjeros indocumentados, con lo que no podrían beneficiarse de los servicios básicos (sanidad o educación) ha sido aclarada por el alcalde del lugar, Josep Maria Vila d’Abadal.
El edil ha señalado que todo se debe a una malinterpretación de un comunicado emitido por su junta y que no negarán el empadronamiento sino que se denegarán las solicitudes que no presenten “el DNI, NIE o pasaporte; el visado, tarjeta de identidad de extranjero o autorización de retorno, y un documento que acredite la disponibilidad de una vivienda en el municipio”, esto para evitar falsedad documental, y cuya revisión demorará un poco más el empadronamiento.
Esta medida se realiza, explica Vila, en consecuencia a la nueva Ley de Extranjería hecha por el Gobierno. “Si no les gusta nuestra medida, que cambien la ley”, afirma. El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, señaló tras enterarse de la polémica decisión, que limitar el empadronamiento es “ilegal” y traería “consecuencias”.


Este artículo se ha visitado 2375 veces


También te puede interesar

Hay 1 comentario en este artículo

Manuel Vivancos Campillo comentó el 16.01.2010 a las 11:48

En otro pueblo que me da miedo mencionar (provincia de Murcia), se pide, además de su documentación personal, el contrato de alquiler de la vivienda y la escritura de propiedad o un recibo de agua o luz a nombre del arrendador, autorización del dueño del inmueble autorizando el empadronamiento en la vivienda que tiene alquilada a la misma persona, D.N.I. compulsado del dueño del inmueble y autorización del titular del contrato si no es el mismo que se empadrona (el cónyuge o un hijo). Inconveniente: a veces el contrato se ha formalizado en una agencia y el propietario no se puede localizar por estar en otro país o región, o el hombre no quiere aportar documentación suya que es privada puesto que la posesión la tiene cedida en arrendamiento y no es su problema, o bien el título de propiedad está en una declaración de herederos, etc. etc. Después, cuando ya han conseguido todo, se les dice que “más de cuatro personas en una vivienda no”, verbalmente. Es un error pensar que se puede luchar contra la marginación social por medio del padrón de habitantes.

Deja un comentario