Ocio latino Ocio latino

El camposanto de aguas azules

Publicado: 3 abril 2009
Al ver las fotos de los cuerpos del macabro naufragio frente a Libia, escucho en mi interior los desgarradores llantos de esposas, hijos, madres, hermanos; de aquellas víctimas de la desesperación. De la injusticia. De la desigualdad.

Los periódicos han publicado hoy una hermosa foto en la que aparecen los mandatarios que se han reunido en Londres. Una mesa con un bonito y limpio mantel; flores frescas, el más sabroso de los menús y la mejor bebida para los “duros” del planeta. Ellos sonríen y disfrutan del desayuno ofrecido por el Gobierno y Realeza británicos.

En una sección diferente hay otra noticia con titulares que te desgarran el alma e imágenes que te parte el corazón. En una enorme playa adornada con enorme rocas y tapados con plásticos, aparecen incontables cuerpos de personas sin nombres y sin historia. Han sido escupidos por el Mediterráneo, el mar que este año ha sido el camposanto de 13.400 inmigrantes.

Dos cuadros diferentes, pero pintados por los mismos pinceles de la desigualdad existente en el planeta. Los personajes reunidos en Londres representan a los 20 países más poderosos y abogan por salvar la economía; pero la economía de los “señoritos”; a los imperialistas culpables de la crisis mundial. A los únicos responsables de la corrupción que han provocado la caída de la economía.

Los cuerpos sin vida ubicados en la playa del Mediterráneo representan a la injusticia. A la avaricia del los capitalistas que gobiernan el planeta.

Aquellos, quienes desayunan como dioses en Londres deben conocer la realidad del planeta. Deben sensibilizar a los magnates de la economía. Les corresponde exigir una distribución igualitaria de la riqueza. Tienen la obligación ética y moral de cumplir con los mandatos del pueblo por los que fueron elegidos de gobernar en función de los más necesitados.

Si la situación no cambia el Mar Mediterráneo se convertirá en el camposanto de aguas azules con más cadáveres de la historia de la humanidad. Se convertirá en el cementerio de aquellos que no escucharán el llanto de sus seres queridos. En el cementerio donde quedarán sepultadas para siempre las víctimas de la injusticia del sistema que gobierna planeta.


Este artículo se ha visitado 1796 veces


También te puede interesar

Deja un comentario